Toda la Verdad sobre el Güegüense


Por Lolo Morales – Managua, 22 de Octubre de 2010

Toda la Verdad sobre el Güegüense

En referencia al reconocimiento otorgado por la UNESCO en el año 2005


I. Introducción

Desde muy joven el ilustre Profesor diriambino don Juan Carlos Muñoz Pérez (1924 – 2006) se dedicó a la investigación sobre los orígenes de las tradiciones de su pueblo natal, la ciudad de Diriamba situada en la meseta del departamento de Carazo, Nicaragua.

Uno de sus mayores logros fue dedicarse con la perseverancia de los santos a la preservación de una de las expresiones artísticas más antiguas de nuestro pueblo indígena desde los tiempos de la colonia española: El Güegüense.

A partir de1945 se despertó su pasión como observador de los bailes – una expresión artística cultural del pueblo durante las fiestas patronales en honor a San Sebastián- su interés se centró en la recreación del Güegüense ó Macho Ratón. Su acuciosidad lo llevo más allá de lo superficialmente apreciado y con espíritu investigativo enfocó su atención en los detalles particulares de cada baile, convirtiendose con el tiempo en un especialista sobre el Güegüense ó Macho Ratón, el cual se trocó en la pasión de su vida y el máximo objeto de estudio de todo su quehacer académico y cientifico.

Esta fijación en El Güegüense fue una motivación extensa que permeó la vida del Profesor Muñoz, la cual daría frutos con el tiempo, sobre todo en el sentido de llevar a nuevos niveles de apreciación la obra y a una atención jamás antes dada a la expresión artistica cultural signada en este baile. Su trabajo permitió que muchos académicos empezaran a ver con otros ojos la representación de la obra.

Después del terremoto de Managua en 1972, el baile entró en decadencia, el diálogo en lengua Nahualt se fue perdiendo progresivamente y la comparsa fue quedando reducida a unos cuantos integrantes hasta su desaparición completa en 1986. Con el firme propósito de rescatar la obra el Profesor Muñoz conformó en Diriamba un comité del cual ocupó el cargo de Secretario. No obstante, este esfuerzo de rescate fue efímero, pues un año después el baile ya había desaparecido por completo por razones de orden económico. Al profesor Muñoz le preocupó en demasía la ausencia del baile. El 4 de de febrero del 2004 tomó posesión de la mayordomía del Güegüense, no con el interés de crear un nuevo baile sino rescatar la obra tradicional, lo que en los años 2005 y 2006 logró con la ayuda de personas interesadas en que esta obra de carácter popular y tradicional no solo se mantuviera sino que fuera elevada al rango de dignidad mundial que esta merecía. El Güegüense había llegado a ser lo que verdaderamente tenía que ser.

Ya anciano y enfermo a sus 81 años de edad el 11 de Noviembre del año 2005 pudo ver realizado su sueño más grande e importante que llenaría de gloria a su ciudad, al país y al mundo entero al ser reconocida por la UNESCO como una Obra Cultural Intangible de la Humanidad, la Comedia Bailete Popular El Güegüense.

II. Reseña histórica del origen del Güegüense

El Güegüense en sí es una expresión virulenta de protesta contra el colonialismo, es un drama satírico callejero y popular conocido en todo el país. Está representado durante la fiesta de San Sebastián, santo patrono de la ciudad de Diriamba, en el Departamento de Carazo. En el siglo XVII, en las calles de una pequeña ciudad colonial nicaragüense gobernada por autoridades españolas y habitada por indígenas y mestizos, comenzó a interpretarse esta comedia bailete de gran valor cultural que expresa un rechazo a la dominación hispana de manera burlesca, ingeniosa y creativa.

El Güegüense es en esencia una síntesis de las culturas indígena y española, donde se mezcla el teatro, la danza y la música. Se le considera como una de las formas de expresión hispanoamericanas más notables desde el tiempo colonial. Los primeros textos fueron compuestos, probablemente, a principios del siglo XVIII.

La historia gira en torno al encuentro entre las autoridades coloniales españolas y los nativos americanos, representados particularmente por un personaje central, el Güegüense, una figura venerable y respetada en la Nicaragua prehispánica. Este se defiende de las acusaciones lanzadas contra él por las autoridades coloniales gracias a una serie de estratagemas verbales.

En lugar de enfrentarse directamente o desafiar a la autoridad, él procura mostrarse siempre cooperativo y conciliador, mientras recurre a artimañas para socavar la autoridad española. Entremezclados en las procesiones de la calle, los espectáculos son representados generalmente por ocho personajes principales acompañados de bailarines y de un conjunto de violines, guitarras y tambores. Los trajes, las máscaras de madera, los sombreros y otros atributos distinguen a los diferentes personajes. La tradición resulta familiar para la mayoría de la población hispanohablante de Nicaragua, debido a que la televisión nacional da una amplia cobertura a la procesión anual de San Sebastián.

El personaje es tan popular que los nicaragüenses han acuñado la expresión: “poner cara de Güegüense” para referirse a alguien que aparenta someterse a la autoridad, mientras trabaja sutilmente para socavarla.

A pesar de su popularidad, el Güegüense corre el riesgo de decaer, e incluso de desaparecer, debido a la difícil situación económica del país, a la escasa ayuda a los actores y la falta de interés de los jóvenes nicaragüenses.

Con el tiempo la obra pasó a ser un símbolo de identidad para el pueblo de Nicaragua por su carácter de protesta, y tres siglos después de su origen en el mes de Noviembre de 2005 llegó a ser declarada “Patrimonio Vivo, Oral e Intangible de la Humanidad” por la UNESCO.

Esa histórica obra de autor anónimo es “El Güegüense o Macho Ratón”, primera pieza literaria nicaragüense, perteneciente al teatro náhuatl.

III. Preservación y Rescate del Güegüense por el Profesor Juan Carlos Muñoz

Ante el peligro que corría la desaparición de esta importante obra cultural eminentemente autóctona indígena y popular, el Profesor don Juan Carlos Muñoz quien había dedicado la mayor parte de su vida a la preservación del Güegüense comenzó a cabildear ante las más altas autoridades de la UNESCO la proclamación y distinción más alta que se le puede dar a nivel global a una obra de la envergadura e importancia como la del Güegüense.

Ante la insistencia y perseverancia del Profesor Muñoz, fue durante el mes de Enero de 2003, en que un grupo de personalidades culturales de nivel mundial visitó la fresca ciudad de Diriamba, aprovechando los bailes en honor a las festividades del santo patrono de la ciudad se dedicaron a hacer una valoración in situ sobre el bailete popular del Güegüense, para después decidir si ameritaba darle el reconocimiento de la UNESCO como un Patrimonio Vivo, Oral e Intangible de la Humanidad.

Era la mañana del 19 de Enero del año 2003 en el comedor parroquial de la curia se realizó una función privada donde estuvieron presentes una comitiva encabezada la Sra. Arward Esber representante de la UNESCO y de la Casas de Las Culturas del Mundo, una institución francesa que invita a los artistas del mundo para que se den a conocer en Europa. Esber había venido a Nicaragua para observar al Macho Ratón (personaje del Güegüense) en su contexto autentico y redactar un informe sobre la conveniencia para llevar la obra a L ̓Imaginaire que se celebra anualmente en París. Sentada en su silla la francesa escuchaba a don Juan Carlos Muñoz que le decía que él había usado los manuscritos originales de los etnólogos norteamericanos Daniel G. Brinton y Walter L’Lehmann’s, de la lengua indígena Náhuatl al idioma español recopilados luego por Jorge Eduardo Arellano y en el que se funden los dos originales en lengua Nahualt de mayor antigüedad que se conocen.

Los representantes de la UNESCO se fueron de vuelta a sus países asombrados por los hechos al ver bailar dialogando en lengua Nahualt a los bailantes y para dar su veredicto final ante el Comité de evaluación de la Obra en la sede Central de la UNESCO en París.

El día 11 de Noviembre de 2005 el Güegüense fue declarado oficialmente por la UNESCO como “Patrimonio Vivo, Oral e Intangible de la Humanidad” gracias a la persistente labor del distinguido profesor don Juan Carlos Muñoz.

Como consecuencia de semejante logro cultural para orgullo de Nicaragua y de la Humanidad, durante los años entre 2004 y 2006, las más altas autoridades del país tanto a nivel nacional como local, rindieron homenaje a don Juan Carlos Muñoz Pérez, otorgándole las más altas condecoraciones y reconocimientos.

En el mes de Octubre de 2004, en ocasión de las celebraciones del 110 aniversario de la ciudad de Diriamba, la Alcaldía de Diriamba resuelve honrarlo como “Hijo Dilecto de Diriamba”, y el Comité Pro Desarrollo de Diriamba le otorga un reconocimiento a su gran labor cultural.

El 28 enero de 2007 se presenta oficialmente por primera vez en la tarima del Instituto Nacional de Cultura (INC) el baile del Güegüense es presentado por Marisela Gutiérrez Muñoz en su carácter oficial de Mayordoma de las fiestas patronales de San Sebastián y representante del baile el Güegüense.

En el mes de febrero de 2006 el Presidente de la Republica Ing. Enrique Bolaños Geyer, con la Orden Nacional de “Gran Educador”. La Asamblea Nacional le rindió un solemne Homenaje otorgándole una senda placa de reconocimiento.

En el mes de Enero del 2006 la Curia de la Iglesia Católica lo reconoce y lo nombra oficialmente como el “Mayordomo” del Güegüense por sus dones de preservador de las tradiciones culturales del pueblo. Y hay fiesta y reconocimiento de parte de la sociedad nicaragüense sin distingos de clases sociales, políticas ni religiosas en todo el país.

IV. La heredad de Don Juan Carlos Muñoz y la lucha por quiénes se quedarán con la Mayordomía de las fiestas y el Baile del Güegüense

El 11 de Abril de 2006 falleció el Profesor don Juan Carlos Muñoz Pérez a la edad de 82 años. Reconociendo que la muerte es irreversible, el profesor Muñoz había venido entrenando desde muy tierna edad a su nieta la Srta. Maricela Gutiérrez Muñoz como su heredera oficial de todo su trabajo cultural e intelectual a fin de mantener la tradición auténtica y original del baile el Güegüense, evitando se perdiera y pudiera continuar en el tiempo. Maricela heredó de su notable abuelo los derechos de autor de las obras del Prof. Muñoz, entre ellas todos los manuscritos idiomáticos en Nahualt e investigación del baile Güegüense y la inédita obra de carácter histórico “Diriamba Estampas y Leyendas”.

V. Surgen las luchas por los derechos de la mayordomía de las fiestas y del baile del Güegüense.

i. Nace una sociedad llamada “Asociación Cultural el Güegüense”

Al fallecer don Juan Carlos, el ambiente cultural de Diriamba aparenta sumirse en un vacío de liderazgo respecto al tradicional y galardonado bailete del Güegüense, entonces se formó una sociedad jurídica integrada por un grupo de ciudadanos de Diriamba compuesta por el cura párroco de Diriamba Pbro. Gustavo Zúñiga en su carácter de Presidente, don Marvin Alemán en su carácter de Vice-Presidente, y la Sra. Luvy Rappacioli Navas como Tesorera de la naciente sociedad, bajo la premisa de que al haber muerto su gran preservador Juan Carlos Muñoz había que rescatar la obra de manos de gente desautorizada para encabezar tan magna labor cultural. La gran ironía es que pretendían rescatar algo que ya había sido rescatado y elevado a Patrimonio de la Humanidad, en un absurdo intento de reinventar la rueda o demostrar que el agua es tibia si se calienta.

La precoz sociedad fue como una llamarada de tuza, efímera; pues no llegó a funcionar y se diluyó por desacuerdos entre los mismos miembros llegando hasta ahí los oscuros propósitos oportunistas de este grupúsculo que – una vez muerto el Profesor Muñoz – pretendió dominar la situación para apoderarse de un trabajo de investigación cultural de años. Y esto es fácil de entender, cuando nos hacemos la siguiente pregunta: ¿Por qué esos ciudadanos no hicieron ese tipo de sociedad para rescatar al Güegüense del olvido décadas antes a como lo hizo el profesor Muñoz? La respuesta es que antes de ser Patrimonio de la Humanidad el baile no valía un peso, mientras que ahora estas personas, creyeron que el dinero de la UNESCO venía a Diriamba en cantidades navegables y como ellos creyeron ser los únicos cultos y autorizados del pueblo se quisieron arrogar y apoderar de un baile eminentemente indígena y popular el cual solo ellos eran los únicos capacitados para administrarlo, sostenerlo y preservarlo.

ii. Mas de los mismo, de nuevo aparece la curia y ciudadanos deseosos de apoderarse del baile

Ese mismo año de 2006, no bastando el fallido intento jurídico para apoderarse de los derechos heredados por tradición de décadas a la Srta. Maricela Gutiérrez por su abuelo el Prof. Juan Carlos Muñoz; el cura párroco de Diriamba, Pbro. Gustavo Zúñiga, mandó a llamar a Maricela a una reunión privada, a solas con él, donde le expresó tajantemente que por su juventud, inexperiencia, su falta de conocimiento cultural en el baile del Güegüense y sobre todo por no tener suficientes contactos sociales, ella ya no podría ella seguir fungiendo como Mayordomo y que por lo tanto la suspendía de su cargo en ese mismo momento, una distinción más que un cargo, que por derecho ancestral, patrimonial y de heredad familiar le pertenecía.

Como resultado, en el lugar de Maricela Gutiérrez Muñoz, el cura Gustavo Zúñiga sin consultarle a nadie; nombró dedocráticamente a la Sra. Luvy Rappacioli Navas como la nueva Mayordoma del baile y de las fiestas patronales, argumentando que ella era la indicada para ejercer el cargo de Mayordoma vitalicia – ya ha sido reelecta por dos periodos de 3 años cada uno – de la Fiestas patronales de San Sebastián y la Regente Oficial del Baile del Güegüense, debido a su altos estudios de arte en afamadas universidades y a su alta posición socioeconómica lo que la suponía estar en situación de poner sus múltiples “contactos” al servicio de la mayordomía.

Según el cura Zúñiga, la Sra. Rappacioli sería más eficiente gestionando fondos y ayudas en el ámbito cultural y empresarial del país, por el supuesto mayor alcance de sus influencias.

El Cabildo Real del pueblo, o los llamados priostes o tambores, se reúnen en cabildos o asambleas populares al estilo indígena ancestral y ellos son los que eligen a su Mayordomo o dueño de Baile, una especie de cacicazgo que gobierna las fiestas año con año. Este gobierno indígena ancestral y popular es quien le había dado todos los derechos a la heredera del Profesor Muñoz, y por lo tanto hasta la fecha apoyan a Maricela.

iii. Surgen dos bailes, uno oficialista clerical y otro popular tradicionalista

Ante esta situación de usurpación e irrespeto al legado del Profesor Muñoz, la indignación y el repudio popular no se hizo esperar sumándose la población ofendida en apoyo al grupo de bailantes tradicionalistas del original Güegüense presidido por la Srta. Gutiérrez, sumándose además el resto de bailes tradicionales afines que siempre acompañan al clásico y recién galardonado Güegüense, que son el Gigante, el Toro Guaco, El Viejo y la Vieja, Los Diablos, las Inditas, entre otros bailes populares autóctonos de Diriamba.

Parodiando a Darío, en un solo haz ecuménico, todos los bailes le dieron el total respaldo a la nieta del profesor Juan Carlos Muñoz, repudiando e ignorando un baile que armó improvisadamente la Sra. Rappacioli, cuyo espectáculo que ofrecido fuera en las fiestas bajo su mayordomía espuria, resultó totalmente decadente por evidenciarse en el mismo una total falta de conocimiento en la forma, estilo e idioma, diálogos, música y danza del baile original.

Luego vinieron a encontrase los dos bailes durante las procesiones en honor al santo, uno, el baile oficialista clerical impuesto dedocráticamente por la curia diriambina representado por la nueva Mayordoma de las fiestas y Representante del baile, la Sra. Rappaccioli y el otro, el baile tradicional, indígena, popular y autóctono representado por la Srta. Gutiérrez Muñoz; notándose en el primer grupo de bailantes su falta de dominio en todos los aspectos del baile, y mostrando el segundo grupo la maestría de quienes por generaciones preservaron el arte de uno de los bailes indígenas más antiguos del continente americano.

Los escándalos no se hicieron esperar; la Sra. Rappacioli al verse descubierta en su falta de ética y profesionalismo en los asuntos intrínsecos del manejo artístico del baile y al no quedarle más recursos que el insulto y la ofensa, cada vez que se dio la ocasión se dedicó a provocar pleitos y escándalos saturados de insultos en contra de los bailantes tradicionalistas y su lideresa la Srta. Gutiérrez, según relatos de fuentes consultadas.

La señora Rappacioli logró captar algunos de los bailantes tradicionalistas del grupo de Gutiérrez, aunque con muy malos resultados, ya que aquellos desertores demostraron no poseer el legado completo del auténtico y original baile que guarda y preserva por herencia directa de su abuelo hasta el día de hoy Marisela Gutiérrez Muñoz, legítima guardiana de la comedia bailete popular indígena el Güegüense.

VI. El Güegüense nuevamente se encuentra en peligro de perderse

A partir del mes de Enero del presente año 2010, como consecuencia directa de la falta de apoyo económico de parte de las autoridades locales y nacionales, el baile tradicional y autóctono del Güegüense, ese mismo baile que originalmente fue preservado, rescatado y elevado a la más alta dignidad mundial por ser ahora “Patrimonio Vivo, Oral e Intangible de la Humanidad” dejó de salir a las calles, quedando nuevamente expuesto a la deformación, al olvido y a la total desaparición con lo que corremos el riesgo de ver desaparecer uno de los bailes más antiguos y puros en lengua Nahualt que se conservan desde hace más de dos siglos, momento en que Nicaragua vivía el apogeo y esplendor de la conquista por la corona española.

Una serie de interrogantes surgen que no podemos dejar reposando en el tintero y que es preciso compartir con todos los nicaragüenses que le dan valor a lo auténtico, a lo cultural y a la nacionalidad ante todo: ¿Qué fue lo que en verdad, motivó a la curia diriambina a cederle la Mayordomía a la Sra. Rappacioli? ¿Por qué ya no sale más a las calles éste Güegüense original que logró ser estudiado, preservado y rescatado durante más de 6 décadas por el Profesor Juan Carlos Muñoz Pérez hasta ser finalmente nominado por la UNESCO como Patrimonio Vivo, Oral e Intangible de la Humanidad? ¿Porque la UNESCO no se pronuncia y más bien continúa protegiendo – léase aportando fondos – de manera que pueda sostenerse un baile que suplantó al auténtico y original baile, o sea, a un baile espurio armado provisionalmente que no guarda ni conserva la pureza del auténtico baile que la misma UNESCO valoró?¿Estamos acaso presenciando y viviendo un nuevo atropello contra los derechos que tienen los pueblos para expresarse culturalmente en su forma original y en plena libertad en medio siglo XXI? ¿Será que ya no podremos presenciar más el tradicional baile que logró convencer a los representantes de la Unión Europea y a la UNESCO en el año de 2003? ¿Se perderá el trabajo y el esfuerzo de toda la vida del Profesor Muñoz, consagrada a la preservación y el rescate del Güegüense?¿Será que la verdadera esencia de la rebeldía indomable del Güegüense ya dejó de ser una realidad y se convirtió en un mito, ya que después de haberse rebelado del avasallante sometimiento de la corona española, en este tiempo presente ya no pueda liberarse del sometimiento denigrante de una religión que les controla su forma de gobierno, sus vidas, haciendas y formas culturales de expresarse en completa libertad?

Dejo estas preguntas para que sea la opinión pública y el pueblo de Nicaragua quien juzgue y se pronuncie a fin de que se continúe con la tradición del Güegüense en su versión auténtica y original, en lengua náhuatl con los atavíos y máscaras que corresponden y con todos los demás elementos del sincretismo cultural, fiel reflejo de la realidad colonial de nuestro país y del espíritu rebelde de nuestro indígena que supo enfrentar la situación de dominación utilizando el humor y la ironía en ello.

Quede pues constancia que de no haber un movimiento de apoyo a la MAYORDOMIA de la heredera del Profesor Muñoz, estamos contribuyendo a que se degenere la tradición y el Güegüense sea denigrado y manoseado por gentes incultas y oportunistas que no ven el valor y trascendencia de esta obra y pretenden apropiarse de ella movida por intereses ocultos que nada bueno pueden tener para el propósito fundamental: mantener fidelidad a la tradición.

VII. Cómo se manejan los dineros de la UNESCO

Los países miembros de la Unión Europea agrupados en el capítulo de la UNESCO hacen considerables aportes y donaciones para sostener económicamente y preservar del olvido histórico a aquellas expresiones artísticas de pueblos muy pobres cuyos presupuestos gubernamentales en materia de cultura y educación son muy escasos o inexistentes. Por tanto la UNESCO envía una partida anual en efectivo a los gobiernos que luego perciben sus agencias o ministerios de cultura para que estos a su vez transfieran dichas partidas a las fundaciones u organizaciones encargadas de la administración y sostenimiento de las expresiones culturales en capa país.

En el caso del Güegüense, el Ministerio de Cultura de Nicaragua anualmente reserva de su presupuesto anual y envía una partida dividida en dos tantos, una parte que va a la Alcaldía Municipal de Diriamba y otra a la curia parroquial de Diriamba, quienes a su vez le remiten parte de ese dinero al cura párroco de la basílica y éste la traslada al Mayordomo de las fiestas patronales, para que este administre y sostenga el vestuario, viáticos y salarios de los bailantes del Güegüense oficialista clerical. O sea que el encargado de recibir dinero tiene dos sombreros, uno como Mayordomo o Cofrade Mayor de las fiestas patronales y otro como Representante del Baile de El Güegüense, que son dos cosas muy diferentes.

En la actualidad no existe una Fundación de la Sociedad Civil (ONG) como se estila en la mayoría de los países para que administren de una forma correcta los dineros de la UNESCO, prestándose esta de forma arcaica y poco convencional en la vida democrática, a los malos manejos de los fondos, y a las irregularidades administrativas de toda índole, ya que son pocas manos o comités espurios los que administran los recursos. Esta forma atrasada de administración se presta a que se produzcan en el seno de las sociedades especulaciones y opiniones negativas debido a que éstas no conocen como se invierten los dineros que provienen de los países amigos para sus propias expresiones culturales populares, además que este tipo de administración ya no tiene cabida en nuestra naciente sociedad democrática y participativa.

VIII. Reflexión y conclusión

Son tres los pilares que sostienen y ponen en alto la cultura nicaragüense a nivel mundial; La ruinas de León Viejo, la Isla de Ometepe y el Baile El Güegüense, los tres elevados por la UNESCO al rango de Patrimonio de la Humanidad. Ante tal magnitud de reconocimientos de estos tres íconos que conforman la identidad cultural del nicaragüense nos hacemos la siguiente reflexión y a la vez pregunta:

Si el Güegüense es Patrimonio de la Humanidad, y siendo su origen y su carácter eminentemente callejero, indígena y popular, entonces, ¿Por qué entonces a estas alturas del siglo XXI después de más de 200 años desde la colonia española, un baile tan popular y puro como el Güegüense sigue siendo regentado por una curia autocrática y un comité espurio dictando las directrices de quiénes y cómo deben de gobernarse y funcionar las expresiones culturales de los pueblos?

Dejo esta pregunta formulada para que las mentes más brillantes y cultas de nuestra nación pero sobretodo, la opinión pública y el pueblo culto de Nicaragua sean los que decidan la suerte futura del Güegüense entre otras tantas otras expresiones culturales de nuestros pueblos indohispanos que estén a punto de revelarse como nuevos patrimonios intangibles de la humanidad, de nuestra identidad nacional y de nuestra nación, como factores permanentes de progreso en paz y en democracia.

Fuentes consultadas:

Unesco – El Güegüense, Patrimonio Vivo, Oral e Intangible de la Humanidad

UNESCO- Video http://www.unesco.org/archives/multimedia/keyframe.php?id_film=637&keyframe=gueguence_637.jpg

Juan Bautista Arríen – Representante de la UNESCO en Nicaragua

Juan Carlos Muñoz Amador – Hijo del Profesor Juan Carlos Muñoz

Maricela Gutiérrez Muñoz – Nieta y heredera legítima de la tradición oral y escrita del Prof. Juan Carlos Muñoz

El Nuevo Diario – Semana Cultural El Güegüense 18 de Noviembre de 2008

Revista Millenium –

Jorge Eduardo Arellano – Apuntes de El Güegüense

Pablo Antonio Cuadra – El Nicaragüense

Diario La Prensa – Reportaje especial”El Güegüense. La Hora Cero “, de la revista Cultural Magazine Juan Luis Sierra – magazine@laprensa.com.ni

Alcaldía de Diriamba – Reconocimiento a Juan Carlos Muñoz como Hijo Dilecto de Diriamba

Curia de la Basílica Menor de San Sebastián – Reconocimiento como regente del baile el Güegüense y Mayordomo de las fiesta patronales de San Sebastián

Asamblea Nacional de Nicaragua – Diploma de Reconocimiento

Presidente de la República- Medalla al “Gran Educador”

Comité Pro Desarrollo de Diriamba

Bailantes del Baile Original del Güegüense – ciudad de Diriamba.

Miembros del Cabildo Real de Diriamba – Priostes, tamborileros y bailantes del Güegüense callejero, indígena y popular.

Less W. Field – The Grimace of Macho Ratón

Arward Esber – Representante de la UNESCO y de la Casas de Las Culturas del Mundo

Daniel G. Brinton – El tiempo del hilo azul

Walter L’Lehmann’s – Manuscritos antiguos en idioma Nahualt traducidos al idioma español

Jorge Eduardo Arellano – Analista y crítico cultural nicaragüense

Pablo Antonio Cuadra – El Nicaragüense

Recortes de periódicos varias épocas, revistas videos de internet, archivos de la familia Muñoz Amador, fotografías recolectadas en la ciudad de Diriamba

Ronald Abud Vivas – Ballet Folklórico Nicaragüense

Fernando Baltodano – Ex alcalde de Diriamba

Marvin Alemán – Ex directivo de la “Asociación Cultural El Güegüense”

Dr. Miguel Nuñez – Notable de Diriamba

Joaquín Velásquez – Integrante del Comité de las Fiestas Patronales de Diriamba

Lesbia Saravia – Notable Educadora de Diriamba

Pedro Aburto – Decano de la decano de la universidad Autónoma de Nicaragüa sección Jinotepe (CURC-CARAZO)

Luis Morales – Ministro de Cultura de Nicaragua

Para bajar el documento completo con imágenes en formato PDF, haga clic sobre este texto iluminado o en el icono que aparece abajo

Anuncios
Explore posts in the same categories: Artículos de Opinión, Todos Nuestros Videos, Vida Cultural y Social

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

9 comentarios en “Toda la Verdad sobre el Güegüense”


  1. […] en el Blog del IPD por Lolo Morales, para mayor información visitar la siguiente dirección:  https://institutopedagogicodediriamba.wordpress.com/2010/10/23/toda-la-verdad-sobre-el-gueguense-en-r… Explore posts in the same categories: Artículos de Opinión, Cultura, Diriamba, El […]

  2. Oscar Castillo Says:

    Exelente tu enfoque estoy de acuerdo de la forma como plantea esta problematica sobretodo a pesar que el cura es jinotepino y amigo de la niñes pero una cosa es la amistad y otr es la forma como se manejan las cosas claras y trasmparente sobretodo cuando pertenece a todo los nicaraguense no a una Curia arcaica manipuladora y antidemocratica,
    tienen que volver a como se hacia anteriormente y si es necesario apoyar convocando a verdaderos miembro de la sociedad para que impulse y mantegan al guenguense en su forma mas pura.
    quiero felicitarte lolo y cuenta con mi apoyo en su manera valiente e inteligente de luchar sin mas que con el intelecto. saludo Viva Dirimba

  3. Lolo Morales Says:

    Gracias Oscar por tu apoyo a la verdad…


  4. […] y dejo constancia de ello, pero lo que sí está a la vista son los hechos que relato en mi ensayo “Toda la verdad sobre el Güegüense”, es que yo no los he inventado, son realidades basadas en consultas realizadas profesionalmente a […]

  5. Maritza Bermudez Muñoz Says:

    la señora luvi indica en la lista de mayordomos que la mayordomia de mi abuelo ” COINCIDIO” con la declaracion de el Gueguense como patrimonio de la humanidad….
    Como se nota que no estuvo a la par ni al tanto de todo el esfuerzo,lucha y constantes gestiones que hizo mi abuelo para lograr este resultado, el cual gracias al apoyo que encontro en algunas personas y la dedicacion que el tuvo hasta llegar al final sin rendirse fue declarado patrimonio de la humanidad.

    Ella no sabe como gestiono ,organizo y busco apoyo para enseñarles a los bailantes el dialogo y las expresiones corporales, tampoco sabe cuantas puertas toco para costear todos los gastos que esto represento antes que fuera declarado patrimonio .

    simplemente tomo lo que ya estaba hecho , nunca mire ni tuve conocimiento que durante todo el tiempo que duro el proceso para declararlo patrimonio de la humanidad ella llegase a buscarlo para trabajar junto con el; nunca lo hizo. entonces porque no reconoce que fue por la gestion de el y no por pura coincidencia.

  6. Lolo Morales Says:

    ¿Qué dice doña Luvy sobre el comentario anterior de la nieta del Profesor Muñoz, la señorita Maritza Bermudez Muñoz?

  7. Javier Says:

    1) Quiero pedir permiso para poner este articulo en un blog que tengo.

    2) Apoyo a Maritza, la señora Rappaccioli hace énfasis en que el tiempo que mi abuelo desempeño como mayordomo “COINCIDE” con el reconocimiento de la UNESCO, esto debe ser una mala broma o un pensamiento de alguien que le faltan demasiadas neuronas…
    yo no se si mis familiares se sienten ofendidos pero, yo si me siento ofendido por que esta señora NO ES NADIE para venir y borrar de un plumazo todo el trabajo de mi abuelo y menos dar la cara curtida para decir que es UNA COINCIDENCIA…

    No me explico como una persona puede decir que va a salvar el baile a esas alturas “SALVAR QUE??, salvar lo que ya estaba salvado, lo que ya tenia continuidad????

    También me parece un absurdo que el eclesiástico permita que esta señora diga las 3-4 locuras que se le vinieron a la cabeza.

    Y sobre todo.. de donde se sacaron que las tradiciones POPULARES son exclusivas de la iglesia y es esta las que tienen el copyright por así decirlo???

  8. Lolo Morales Says:

    Creo que es es hora que Juan Carlos, Marisela y resto de familiares se pronuncien en un artículo en el Nuevo Diario o donde sea, ¿que no ven que esta señora Rappacioli está poniendo por el sueloa a toda la familia Muñoz especialmente a la obra del Profesor don Juan Carlos, deshonrando su memoria y sacando la propia versión particular del Gueguense como única dueña y Señora?

    Estimada Familia Munoz, no tomen esto que les voy a decir como un regaño, tómenlo como la verdad que es:

    A mi que no soy de la familia Muñoz y que he hecho sendos homenajes al Profesor en agradecimiento a lo que el fue, les digo con toda sinceridad que veo demasiado indolentes a muchos de ustedes.

    Creo que es hora que ustedes como familiares del profesor cierren filas y se pronuncien y hagan una visita o manden sus puntos de vista a los medios de comunicación, al Nuevo Diario, de no hacerlo toda la gesta y los sacrificios del Profe serán echado al cesto de la basura y a la ignominia y el olvido por culpa de los famliares que no han dicho esta boca es mia en contra de los detractores del profesor como lo son la sra. Luvy Rappacioli y el cura Gustavo Zúniga…

    Eso sí, si no lo hacen sus conciencias no los dejarán traquilos en el resto de sus vidas. Creo que hay que ser valientes por lo menos una vez en la vida por algo que valió la pena como lo fue la vida y obra de nuestro recordado el ilustre profesor don Juan Carlos Muñoz Pérez… Mañana no lloren como mujeres lo que hoy no pudieron defender como hombres…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: