El Güegüense y la Sociedad de los 300 en Facebook: donde la realidad superó la ficción

"Pienso y luego existo" dijo alguien por ahí en la Grecia antigua y cuanta razón tenía...

Por Uriel S. Barreto

Cuando entre a los Cinemas Galerías a ver el estreno de la película basada en la novela gráfica de Frank Miller “300”, me quede admirado por la técnica utilizada y por el excelente lenguaje cinematográfico con que fue desarrollado el film; sin embargo, jamás me imagine que años después me iba a encontrar en el Facebook un parangón de ese heroico grupo de místicos y valientes guerreros espartanos, congregados como una moderna sociedad de ex alumnos lasallistas que en clave de humor y con una nostalgia auténtica rescatan de la memoria histórica los momentos vividos en las aulas del Instituto Pedagógico La Salle de Diriamba. Y entonces me asaltó la risa al recordar aquel fraseo adjudicado a unos personajes de mi pueblo natal Jinotepe que decía más o menos así: “Cochero, cochero… detén la marcha de tu jamelgo y hacedme el computo pues he de saber por cuanto me trasladarías a la sede de los ínclitos hermanos preceptores venidos de allende los mares”. Esta vez el viaje ha sido corto y la paga ninguna, mientras voy navegando por el Facebook observando cómo impactó la insigne labor magisterial de los hermanos de La Salle a muchos, dejando una marca indeleble, generación tras generación. Prueba de ello hoy es la numerosa congregación de los 300, entre los cuales se cuentan muchos pro hombres que en la actualidad dirigen los destinos de esta nación desde diversas posiciones de poder en todos los ámbitos de la sociedad nicaragüense.

En el seno de los actuales “300” de Facebook, digamos que hasta Frank Miller ha encontrado su parangón en la figura y obra de Lolo Morales, personaje del ámbito publicitario, quien con un inmenso pragmatismo se convirtió en un prospero fabricante de muebles sin dejar de ser publicista, nomas que ahora al servicio de su propio mercadeo. Lolo ha recreado con un habilidoso trabajo de Photo Shop a muchos de los personajes originales de la novela – película cambiándoles el rostro por el de muchos de los ex bachilleres y en un espíritu incluyente ha reclutado a las ex alumnas de la Inmaculada y del Divino Pastor de Diriamba, haciéndolas miembros de pleno derecho de los “300”. Este grupo ha sido la génesis de un asunto que nos trasciende como individuos y como grupo porque interesa a toda la nación y es en verdad, la razón auténtica de este articulo.

En sus 82 años de vida, el Profesor Juan Carlos Muñoz cultivo una pasión por encima de todas las motivaciones que pudieron haber en su existencia; entre las que destaca su magisterio en las aulas del IPD, lugar donde se agenció el cariño y el respeto de los actuales “300”; cariño y respeto que fue ampliándose a todos los estratos de la sociedad diriambina y que en su momento cumbre llego hasta la misma Presidencia de la República y al seno de la Asamblea Nacional y por ende, a la de todos sus connacionales. La pasión del Profesor Muñoz y el objeto de toda su vida académica y científica fue el rescate de El Güegüense; un acierto que posibilitó que la UNESCO proclamara esta magnífica obra de nuestro folclor nacional como un Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

La vida se le terminó al Profesor y a su partida nos dejo una legítima heredera de su trabajo alrededor de El Güegüense y de esto trata, precisamente, el escrito que me sirve de inspiración y fuente de información para redactar este articulo: “TODA LA VERDAD SOBRE EL GUEGUENSE”, un valiente ensayo documental de la autoría de Lolo Morales quien para redactarlo ha contado con la colaboración de la familia del finado profesor; un trabajo amplio que está sustentado en las más diversas fuentes bibliográficas; conjunto de referencias que le dan seriedad y autoridad al abordaje que hace Lolo del tema. La polémica gira pues en torno a la legitimidad de la heredera Señorita Maricela Gutiérrez Muñoz como Mayordoma del Baile del Güegüense versus las acciones autocráticas del Cura Parroquial de Diriamba Reverendo Padre Gustavo Zúñiga, quien ha defenestrado a la joven Gutiérrez para colocar en su lugar a una dama de la alta sociedad caraceña: Doña Luvy Rappacciolli Navas.

Lolo hace una serie de preguntas en su ensayo que me gustaría tratar de responder en cierto modo, de manera intuitiva y hasta especulativamente si se quiere con una sola respuesta: La verdadera razón o razón aparente de todo este teje y maneje sobre quien es la persona idónea para continuar el legado del Profesor Jarquín, no es otra más que el dinero. Así mismo y lo voy a escribir en mayúsculas DINERO: quien lo gestiona, quien lo administra, quien lo reparte, comparte y sabe Dios que hace con la mayor parte. Y esto es así de cierto que la razón esgrimida por el Sacerdote para otorgar los poderes de una mayordomía vitalicia a la Sra. Rappacciolli es la de su elevada posición social que le permite tener los contactos y agenciarse de esta manera “un flujo de cooperación económica” bajo el supuesto de ser una mujer bien relacionada; léase bien, no es por su sapiencia, ni por sus calidades de tradicionalista, ni por el entrenamiento recibido del Profesor Muñoz, ni por su dedicación a la conservación de la tradición. Está claro que el dinero es lo más importante para el Cura Párroco, y es por eso mismo que debemos exigirle que rinda cuentas del uso de los fondos y permita que estos sean auditados sin dejar a un lado un acucioso monitoreo sobre la calidad del trabajo del mayordomo y del grupo que actualmente baila la comedia.

La realidad y los hechos nos han confirmado, como bien dice Lolo en su escrito, que lo que se ha presentado al público como Güegüense durante las festividades de San Sebastián ha sido: un baile que armó improvisadamente la Sra. Rappacciolli, cuyo espectáculo que ofrecido fuera en las fiestas bajo su mayordomía espuria, resulto totalmente decadente por evidenciarse en el mismo una total falta de conocimiento en la forma, estilo e idioma, diálogos, música y danza del baile original”. Al arrebatarle la dirección de los bailantes a la Señorita Marisela Gutiérrez Muñoz, no solo han roto el cordón umbilical con lo mas autentico y tradicional del mismo, pero además han violentado la pureza de una obra que, precisamente por poseer esta cualidad, alcanzó la distinción que le ha otorgado la UNESCO. Cualquiera que sean las medidas que se tomen, la alarma no debe cesar hasta ver restablecido los derechos de la legítima heredera del legado del Profesor Muñoz. No es posible que los nicaragüenses permitamos se coloque en una situación de riesgo la conservación de este Patrimonio Cultural, cuando el mundo entero nos observa desde la óptica misma de la UNESCO.

Yo invito a todos a que visiten el sitio web de Lolo, donde podrán encontrar íntegro el ensayo a que hago referencia y que vayamos con ojo crítico este próximo enero a las festividades de San Sebastián en Diriamba para ver “in situ” las anomalías que denuncia el autor en su ensayo. El Güegüense debe volver a donde nunca debió haber sido trasladado, es decir, al seno de los herederos del Profesor Juan Carlos Muñoz, en la persona de su sobrina nieta la Señorita Marisela Gutiérrez Muñoz. El Padre Gustavo debe ser sabio en este proceso de restitución y proceder como corresponde, pues de lo contrario estará violentando la tradición y exponiéndose a la crítica de la feligresía diriambina, al llamado de atención de la jerarquía eclesial, al repudio de los nicaragüenses que apreciamos y le damos valor a El Güegüense, a sus legítimos conservadores, a las autoridades nacionales de cultura, a la alcaldía de Diriamba y a la mismísima UNESCO cuyos funcionarios deben sentirse defraudados ante esta situación inexplicable.

Uriel S. Barreto

Nota: Este es un articulo enviado a El Nuevo Diario, a la página de opinión en relación con el trabajo publicado en el Blog del IPD por Lolo Morales, para mayor información visitar la siguiente dirección: https://institutopedagogicodediriamba.wordpress.com/2010/10/23/toda-la-verdad-sobre-el-gueguense-en-referencia-al-reconocimiento-otorgado-por-la-unesco-en-el-ano-2004/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: