La verdadera historia del Instituto Pedagógico de Diriamba

Por Lolo Morales

Introducción

Hace 71 años el 15 de Mayo de 1940 inauguró sus labores educativas el Instituto Pedagógico de Diriamba en su nuevo y flamante establecimiento docente privado, llamado así por sus condiciones y ventajas de ser el mejor centro educativo de Nicaragua. Fundado por la Sociedad «ESFUERZO EDUCACIONAL PRIVADO DE DIRIAMBA» y regentado por los Hermanos de las Escuelas Cristianas, fue saludado por la opinión pública de la época con muestras de marcada simpatía y admiración. Las solicitudes de ingresos de los internos de todos los departamentos del país y d algunos países centroamericanos, revelaron su grandeza y porvenir.

En esta breve reseña trataré de dar unas pinceladas históricas de este magnífico colegio, para que todos los ex alumnos y todos sus descendientes se gocen de lo que fue el mejor colegio privado del país.

El edificio del Colegio

Estaba compuesto en su totalidad de 4 alas de elegante y sobria construcción moderna, de dos placas con un total de varas de cañón con por ala con sus respectivos corredores y balcones en los segundos pisos. Estaba enclavado en un predio inmediato colindante con la ciudad de Diriamba a cuatrocientos metros del Parque Central, de veinte mil varas cuadraras de extensión y a la orilla de pequeños bosques circundantes.

Todo el edificio de cemento armado (concreto) y taquezal. El plano del edificio fie elaborado sobre las bases técnicas por el visitador de los Hermanos Rev. Apolinar Pablo,de reconocida sabiduría y experiencia, y revisado para su resistencia y seguridad, por el afamado ingeniero Assad Zogaib y construido bajo la dirección del Arquitecto ingeniero Pedro M. G. castellanos. Tenía además un pabellón especial para comedores de sesenta metros de largo por ocho de ancho y con amplio corredor.

 

Ubicación geográfica

El colegio estaba edificado sobre una altiplanicie aireada constantemente a una altitud de 600 metros sobre el nivel del mar y colocado adecuadamente para las corrientes de aire y para la abundancia de luz conforme a las exigencias educacionales modernas. Gozaba de un clima fresco, sano y saludable, superior a la de la propia ciudad de Diriamba, debido a su excepcional posición y su especial altura.

Personal educativo docente

Los mejores educadores del mundo -Los Hermanos de las Escuelas Cristianas – tenían bajo su cargo la Dirección del Colegio, asociados de u selecto profesorado nacional, y bajo la vigilancia inmediata de la Sociedad fundadora.

Nueve hermanos Cristianos y destacados profesores nicaragüenses tenían a su cargo la labor docente del colegio. Se dio especial importancia a la escogencia de los maestros figurando entre el personal a los Hermanos Cristianos verdaderos sabios y apóstoles pudiéndose aseverar sin temor a ninguna equivocación de que el colegio tenía el mejor cuerpo de docentes de toda América Latina. Se hizo venir especialmente a un personal selecto contando entre los hermanos ilustrados maestros de las bellas artes, las ciencias y el deporte: Pintura, Tatro, Poesía, Gimnasia, Música, Química, Física, Matemáticas, Agricultura, Fútbol, Judo, etc. Contaba el colegio con un teatro moderno y extensos campos para jugar Fútbal, cncha pavimentadas para el el Basketbol, y campo de Baseball.

En cuanto al personal docente nacional se dio especial esmero en su escogencia bajo todos los puntos de vista de la enseñanza más moderna de la época.

Mens sana in corpore sano

Este sabio principio griego se puso en práctica en perfecta ejecución desde el comienzo de las actividades del colegio. De la misma manera en que el colegio poseía abundancia de frescura y de luz, se le dotó de abundante agua potable de pozo artesiano y un sistema de cañerías moderno para apoyar la enseñanza científica moderna de la agricultura en el campus. Para este efecto se impartían clases especiales para la formación de técnicos en las diferentes ramas agrícolas como la caficultura, la caña de azúcar, los cereales en general, la ganadería, etc.

Para los fines agrícolas se destinaron parcelas apropiadas para la enseñanza teorica y practica de los cultivos e industrias principales del país, cuando asi lo requerían los padres de familia de los niños.

Llenaba así el Instituto Pedagógico de Diriamba un doble propósito educacional de grandes alcances para el país, pues al mismo tiempo que daba formación educacional al niño, lo preparaba para el desarrollo de aquellas labores agroindustriales que servirían de basamento a la economía nacional de la segunda mitad del siglo XX, preparando una legión de hombres de disciplina y amor al trabajo para el porvenir del país. El niño iniciaba desde su infancia el anhelo al trabajo, del cultivo y de la producción agropecuaria en un plano de alto nivel científico. Sin temor a equivocarme, me atrevo a decir que un bachiller del IPD de los años 50’s es el equivalente de nuestros días a un recién egresado de cualquier universidad nacional hoy en día. Y que me corrijan si estoy equivocado.

Medioambiente

Situado el colegio a la orilla de Diriamba, era esta ciudad su asiento social. En esa época, Diriamba era poseedora de una sociedad de refinada cultura y bien cimentada reputación en el país; gente amable y generosa; costumbres y modales sanos; vecindario de trabajo y austeras costumbres; donde enormes capitales fueron formados por la obra del trabajo honrado, fueron el ejemplo y el medio que rodearon a los infantes que en un futuro fueron verdaderos constructores de pueblos prósperos. En cada vecino propietario de Diriamba encontraba el niño un ejemplo que imitar, cada campo cultivado le indicaba la ruta del trabajo, las sanas costumbres de la población le servían de estimulo para su educación y porvenir. «El medio ambiente» – a dicho un pensador – es el mejor libro de la formación moral de la infancia.

Paseos pintorescos y vías de comunicación

Sin duda alguna el Departamento de Carazo, estaban llamados por su envidiable posición geográfica, clima y vías de comunicación a ser el asiento de una entidad de enseñanza superior a como lo fue el instituto Pedagógico de Diriamba. Diriamba estaba rodeada de paseos pintorescos, tenía a su alrededor haciendas preciosas de café como La Palmera, La Moca, El Carmen, El Paraíso, Venecia, La Providencia, Versalles, La Providencia entre otras fincas cafetaleras pequeñas y medianas de encantador aspecto. Diriamba estaba situada cerca de las poblaciones de Jinotepe, San Marcos, Masatepe, Dolores y múltiples valles y caseríos. Estaba conectada con una magnifica carretera que en 1940 se estaba pavimentando conectándose con la ciudad de Managua; y con no menos carreteras con Jinotepe, Masaya, Granada, San Marcos, Masatepe, etc.

Un ferrocarril la unía con el resto del país. Todas estas ventajas hacían que el IPD fuera el mejor colegio del país, donde concurrirían niños de todos los departamentos de Nicaragua, y resto de los países centroamericanos.

Los niños del norte, Matagalpa, Jinotega, Ocotal, y Somoto encontraron en este Colegio portentoso el lugar más adecuado, por la semejanza de clima con el propio clima, para ocupar sus aulas en su futura educación por la conquista de sus bachillerato.

Pensiones y derechos

 

El colegio tenia tarifas accesibles a la mayor parte de las clases sociales medias y altas del país con pensiones muy económica de la época. Aquí un extracto del costo de la mejor enseñanza primaria y secundaria de Nicaragua y Centroamérica, hecho que le garantizó su éxito por doquiera que se le viera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: