Posted tagged ‘Instituto Pedagógico de Diriamba (IPD)’

Falleció Jaime Sánchez Bravo

mayo 23, 2011

NOTA DE DUELO

Falleció nuestro querido directivo del Club de los 300 Don Jaime Sánchez Bravo ” Pechan “.


Nos acabamos de enterar que uno de los exalumnos con quién nos reunimos el 6 de Abril de 2011 pasado, en la celebración del 60 aniversario de Bachillerato del IPD de las promociones de 1949 a 1950  falleció hace unos días.  El es Jaime Sánchez Bravo , a quién cariñosamente le decíamos” Pechan “uno de los más simpáticos y saludables miembros de la reunión, sus cuentos, historietas y anécdotas, llenaron a los compañeros de recuerdos nostálgicos de nuestros  años mozos. Jaime pertenece a la promoción de bachilleres más antiguas del IPD, la VII de 1949.

Queremos hacer partícipes a toda la comunidad lasallista de Nicaragua en especial a la comunidad de exalumnos del IPD del fallecimiento de éste egregio miembro activo y directivo del Club de los 300 y ponemos a la disposición de toda la gran comunidad lasallista de Nicaragua especialmente a los sobrevivientes  y amigos contemporáneos de las VII, VII y IX promoción de bachilleres del IPD que aún quedamos vivos.

En nombre del Club de los 300 y el de toda la comunidad lasallista Ipediana afiliada a nuestra organización, le damos oficialmente nuestro más sentido pésame a los familiares y descendientes de nuestro querido hermano Jaime Sánchez ” Pechan”, al mismo tiempo que juntamente con sus familiares todos los miembros de nuestra hermandad nos unimos en oraciones y pensamientos para Jaime y para sus deudos.

Nuestro Secretario Ejecutivo y compañero de luchas don Lolo Morales preparó este video que muestra la vitalidad, la alegría y buen humor de uno de nuestros más queridos compañeros y miembro del Club de los 300, en el video puden apreciar a Jaime Sánchez ” Pechan ” cuando estaba vivo hace apenas hace 3 meses cuando nos reunimos el 6 de Febrero de 2011 para celebrar nuestro 60 Aniversario de bachilleres IPD en la promociones VII, VIII y IX

Atentamente

Nacho Araquistain Wheelock
Presidente del Club de los 300
adilem@aol.com

Dirección y Teléfonos de Jaime Sánchez Bravo en Managua para cualquier información adicional con sus deudos:

Anuncios

Presidenta Chinchilla reconoce xenofobia contra nicas y la califica: “Guerra sicológica inmoral”

noviembre 23, 2010

* Dice que no es política de Estado, pero reconoce amenazas y discriminaciones contra inmigrantes como “pura verdad” * ¿Washington colabora con San José? Costa Rica lo da por hecho y celebra

Por SIXTO VALLADARES Y JOSÉ ADÁN SILVA

END – SAN JOSÉ/MANAGUA – 23:10 – 22/11/2010

En un inesperado reconocimiento a expresiones de xenofobia y discriminación de algunos sectores costarricenses hacia miles de inmigrantes nicaragüenses, que viven y trabajan en el país del sur, la presidente Laura Chinchilla criticó tales sentimientos de odio y los calificó de “guerra sicológica inmoral”.

“Ese es un asunto que me preocupa. Es una especie de guerra psicológica inmoral: es la pura verdad. Se pretende alterar la tranquilidad de la población migrante no solo de los nicaragüenses allá, sino de quienes conviven con nosotros”, dijo Chinchilla a La Nación de Costa Rica, en una nota publicada ayer por ese periódico.

La ola de discriminación, mensajes xenófobos y burla y agresión a la cultura nicaragüense en Costa Rica llegó a oídos de la presidenta Chinchilla, a través de las preocupaciones de amplios sectores de la producción agropecuaria tica, que ven en el tema del diferendo con Nicaragua por el dragado del Río San Juan, una amenaza a la economía ante el temor de nicaragüenses a trabajar en corte y recolección anual de cosechas agrarias.

Temor por sus cosechas

Según el Ministerio de Trabajo de Costa Rica se requieren más de 80 mil personas en esta temporada para levantar las cosechas de café, frutas y otras labores agropecuarias en fincas costarricenses, lo cual se estaría dificultando por el temor de los nicas a ingresar al país del sur, ante la ola de mensajes racistas, amenazas y tratos denigrantes promovidos por algunos medios de comunicación y periodistas, sitios de Internet y redes sociales.

Desde que estalló el diferendo fronterizo en redes sociales como Facebook, sitios públicos y en programas de opinión de gran audiencia, llaman a realizar deportaciones masivas, de cerrar las puertas de retorno a miles de inmigrantes que regresan en diciembre a visitar a sus parientes y no darles trabajo en ninguna parte.

Tanta amenaza en mensajes xenófobos ha llevado a muchos nicaragüenses a desistir de viajar para la temporada de diciembre, algunos han quedado sin empleo y otro tiene solo que “agachar la cabeza” para no ser perjudicados en sus trabajos, según constató EL NUEVO DIARIO in situ, tanto en San José, capital costarricense, como a través de Internet.

“Se les quiere hacer ver que el Gobierno tiene niveles de intolerancia y que está dispuesto a aplicar, en cualquier momento, medidas contra ellos como parte de la estrategia de defensa que hemos asumido. Eso es absolutamente falso”, denunció Chinchilla a La Nación.

“No vamos nunca a permitir que se usen ese tipo de instrumentos en el marco de una estrategia que deberá ser dilucidada en otros ámbitos. Me han dicho que hay un grupo importante que ni siquiera va a ir a visitar a sus familiares en diciembre, cuando yo sé que esa es precisamente la fecha más importante para ellos. En los próximos días desplegaremos una estrategia más intensa de comunicación para aclarar estos temores que están aquejando a la población nicaragüense”, aseguró la mandataria costarricense, quien con su postura, se ganó muchas críticas de lectores de La Nación, quienes siguieron insistiendo, entre otras cosas, en “más firmeza” contra los nicaragüenses.

Binacional sigue condicionada

Sobre el conflicto en particular, Chinchilla dejó abierta la posibilidad de que un encuentro con Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, dentro de la llamada Comisión Binacional, se realice el próximo domingo 27 de noviembre, pero la misma sigue sujeta al retiro del Ejército de Nicaragua del sitio en conflicto.

“Como les digo mantenemos la reunión. Esa es nuestra obligación, por supuesto que entendemos que tal y como la resolución la sugiere tienen que darse las condiciones para que esa reunión tenga lugar”, declaró la presidenta, luego de una actividad pública.

Por su parte, el vicecanciller Carlos Roverssi aseguró a radio Monumental, que la Corte Internacional de Justicia, CIJ, ya les notificó a los dos países que el 11 de enero 2011 empezará a analizarse la demanda por aparente violación de soberanía y daños ambientales interpuesta por San José.

Ese día, de acuerdo con el vicecanciller, empezarán analizarse sobre las medidas cautelares solicitadas por su país, como el retiro de militares en la frontera y frenar el dragado.

“Efectivamente recibimos el viernes (pasado) la notificación”, dijo Roverssi a la radio, aunque en Nicaragua no se menciona nada al respecto.

Desde Washington y a la misma emisora, el embajador tico en la OEA Enrique Castillo, explicó que oficialmente en esta Organización el tema está en “suspenso”, pero aclaró que su delegación sigue reuniéndose con diplomáticos de países en busca de aliados.

“La OEA tiene una fecha límite para el 7 de diciembre con la reunión de cancilleres, mientras tanto habrán otras reuniones subregionales en las que se van a intentar crear un movimiento que obligue a Nicaragua o convenza a Nicaragua a retirar su gente de territorio costarricense. También está en marcha la demanda en la Corte Internacional de Justicia que es otro mecanismo de solución y de presión en este asunto”, indicó.

“En el plano formal u oficial pareciera estar en suspenso pero hay mucho movimiento por debajo. Todavía no se ha logrado nada pero los esfuerzos se están haciendo y se van a continuar haciendo todos estos días”, añadió, revelando de paso, o al menos insinuándolo, que la administración de la Casa Blanca respalda a Costa Rica ante el diferendo con Nicaragua.

“La colaboración estadounidense es de bajo perfil, para evitar críticas de Nicaragua”, indicó Castillo desde Washington.

Castillo apuntó que en este marco es que Estados Unidos “está colaborando”, y que Costa Rica se ha acercado, tanto al gobierno como al Congreso estadounidense para explicar la situación y naturaleza del conflicto, mientras espera en otros frentes de lucha jurídica-política.

“Hay que armarse de paciencia. Aquí la única manera rápida era que tuviéramos un ejército e inmediatamente mandamos tropas y echamos a los nicaragüenses. Como nosotros optamos por la paz, los mecanismos pacíficos son lentos, desgraciadamente es así pero son los más seguros para nosotros. Aunque haya pérdidas irreparables en el ambiente”, aseguró.

Paranoia y patriotismo ficticio de ticos
Mientras tanto, los medios oficialistas ticos siguieron denunciando “daños ambientales” de Nicaragua en la zona del dragado, llegando a decir incluso que el Ejército de Nicaragua estaría destruyendo la Reserva Biológica Indio Maíz, al instalar un nuevo campamento en una zona de bosque virgen en la ribera norte del río.

El lugar que ubican frente a Las Tiricias no es más que el cerro La Penca, hasta donde llegaron sandinistas y familiares de quienes cayeron en combate durante la defensa de la revolución para recordar a sus héroes, lo que fue comprobado por END, en un recorrido por el río.

Según el Diario La Nación, “la nueva posición militar está a escasos 200 metros de suelo tico y es perfectamente visible desde una colina”. Además, sostiene: “A distancia, da la impresión de que los militares están viviendo en campamentos de lona o plástico, entre la espesa vegetación. Por eso es difícil verlos desde el lado tico”.

La falsa información no sólo fue publicada por La Nación, sino también retransmitida por medios radiales y televisivos de la vecina del Sur.

Tras escucharla en el costarricense Canal 6 de Repretel, en San Juan de Nicaragua, la corresponsal en Río San Juan escaló el pasado sábado el cerro, y contrario al puesto militar, encontramos tan sólo una culebrita “chocoya flaca” entre la hojarasca que lleva a la cúspide y se comprobó que tampoco hay tal despale.

En Managua el coronel Juan Ramón Morales, vocero del Ejército, dijo que la presencia de militares en cualquier parte del territorio nacional “es asunto nicaragüense y no vamos a responder a cualquier paranoia”.

Bravuconada tica sólo en internet

Pese a la postura ultra nacionalista asumida por los medios costarricenses y las campañas de xenofobia y racismo en redes sociales y sitios de Internet desatadas por sectores radicales ticos, quedó demostrado el fin de semana que los llamados a “luchar” y otras expresiones de bravuconería, quedaron a nivel de Internet.

“Pudo más el frío de una mañana de domingo y los partidos de semifinales del campeonato nacional de fútbol, que la marcha por la soberanía, convocada ayer por un grupo de costarricenses en el Parque Central de San José”, destacó ayer el diario Extra.

Reseñó que cuatro oficiales de tránsito en sus respectivas motocicletas esperaban la llegada de más personas a la esquina del parque donde alrededor de 20 personas se congregaron con banderas y pancartas con el fin demostrar “su patriotismo” de cara al conflicto Nicaragua.

Danny Saborío Muñoz, organizador de la actividad que fue convocada a través de Internet y mensajería de texto, que tenía como objetivo marchar hasta el Monumento Nacional, se mostró frustrado con la situación.

Saborío atribuyó la escasa convocatoria al hecho de que “el tico está dormido”, pues cree en la paz y en el derecho internacional, “pero cuando se trata de tomar acciones como marchar por la soberanía, ni siquiera hacen esto”.

Caso contrario ocurrió en Managua la semana pasada, cuando millares de estudiantes de las universidades públicas marcharon por la capital hasta Cancillería, donde expresaron su solidaridad y respaldo a la defensa del lecho objeto del diferendo.

Todavía ayer, las expresiones de respaldo de pobladores y grupos específicos seguían surgiendo.

(Con la Colaboración de Tatiana Rotschuh, corresponsal en Río San Juan)

El debate sobre el Güegüence

noviembre 21, 2010

Por Marvin José Alemán González / Publicado en END – 20:58 – 19/11/2010

Leí en la Biblia; “Mientras yo era un niño, hablaba como un niño, sentía como un niño, razonaba como un niño, pero cuando me hice hombre dejé a un lado las cosas de niño” (Corintios 13), esto tiene una lógica común, la escuela de la vida me orienta y dirige a actuar así o a actuar como un niño con barba, y para hablar y escribir de algo tan serio, hay que tener fundamentos o ser parte del contenido.

Reflexiono que el Güegüence es un tema de debate extraordinario, profundo e infinito por lo que debe significar como es la identidad de todo un pueblo, sencillamente porque es la antropología de una civilización y su cultura, su conducta asumida en un momento crítico de su historia, ese debate no ha comenzado, porque solo han participado los dominantes, aunque aparentemente ya comenzó, con sus momentos fríos y otros candentes ¿Ha tenido resultados positivos? Nosotros como Asociación Cultural, creemos que en todo nuestro Folklore todavía hay mucho por investigar, estudiar, verificar, entender y difundir objetivamente, en el caso de nuestro Güegüence: se ha querido mantener entre los autoconocedores y estudiosos una exposición subjetiva proyectando solo lo colorido y escénico, nosotros como Asociación; creemos que hay que comprender sus originales puntos de vista; filosóficos, sociales, económicos, políticos, científicos, morales, éticos, etc.

Deberíamos reconocer el mérito de la genuina protesta del personaje dominado (en una obvia desventaja) ante un dominante sistema socioeconómico cultural y político injusto de los poderosos invasores. ¿Hemos leído algún tipo de historia escrita por los dominados indígenas desde México hasta el Perú que terminaron con el desarrollo de la civilización Indígena? Solo hay una, la de nuestro Güegüence! que dejó plasmada la dignidad de estos pueblos indígenas, ese Güegüence es nuestro orgullo, que representa la protesta de todos los pueblos Latinoamericanos, exactamente es por eso que debemos ser objetivos y dejar de ser repetidores de quienes nos han dictado lo que quieren que aceptemos como verdad.

Matateco Dio Mispiales, Señores nicaragüenses; Soy Marvin Alemán, desde la cuna del Güegüence; protesto ante el Cabildo Real,(…) por tanto oportunismo, mentiras e indiferencias con nuestra altruista y digna obra. La asociación cultural El Güegüence, de la ciudad de Diriamba, ha luchado en el tiempo y en el espacio solo con la convicción y el desinterés por hacer prevalecer el verdadero contenido y fundamentos del mensaje de la obra que marca una identidad, hemos sacado en conclusión con nuestro amor, cariño y respeto a la cultura de nuestro pueblo que;

Güegüence es:

1. Dignidad inquebrantable
2. Versatilidad para enfrentar nuestra realidad
3. Genuina protesta
4. Habilidad de palabras
5. Inteligencia, humanismo y valentía
6. Arte de unir la lucha con la Identidad y libertad de un pueblo

Para nuestra Asociación, que es del pueblo de Diriamba no entra en discusión el asiento en la obra, como decimos es de todo un pueblo, máxime ahora que es patrimonio de la humanidad, sin embargo, mantenemos la verdad que es Diriamba donde se ha mantenido su originalidad por varios siglos en las calles en las fiestas de Enero. Don Carlos Mántica en su libro “El Güegüence, picardía e Ingenio”, manifiesta que en 1957 tuvo el privilegio de asistir a una presentación del verdadero Güegüence y que es maravillo por la devoción de aquellos hombres capaces de memorizar 314 parlamentos, transmitidos fielmente de generación en generación en un dialecto que ya nadie entendía, y esto es solo en Diriamba.

Entonces está claro, no discutimos por el asiento del Güegüence, lo que queremos es que todo el pueblo lo apropie, sobre todo las nuevas generaciones; la juventud…”lo que siento es mi muchacho que se me pierde”…. (parlamento235)
Queremos enfatizar que nuestro Güegüence le pertenece al pueblo, porque nace en el pueblo. se desarrolla en el pueblo, lo mantiene el pueblo por eso es que nosotros lo mantenemos como IDENTIDAD de todo un pueblo, si digo que es del pueblo es porque el pueblo no muere, por lo tanto no hereda, Diriamba lo ha mantenido en las calles por siglos, ese es el sello, ese es su mérito, lo ha apropiado de una manera espontanea, sin interés, con amor y respeto a los Güegüences tradicionales y a todo su entorno como lo son la danza Guerrera del Toro Huaco, la obra de teatro el Gigante, las inditas del huacal, el viejo y la vieja , los diablitos , los mantudos, las húngaras, los tambores indígenas, los pitos ancestrales, el desfile de carretas de todas las comunidades campesinas con maíz y leña para el picadillo que se reparte en el pueblo, ese es el esplendor de nuestro desfile folklórico viviente, la esencia de nuestro pueblo y su cultura, por lo tanto; ¡Válgame Dios Tatita!, nuestro Güegüence no es herencia de personalidades, ni de ninguna feligresía, ni de mayordomo alguno, ni de letrados, ni de instituciones con fines de lucro, ni de ONG, sencillamente ES DEL PUEBLO Y SUS GUARDIANES, GUADIANES GUEGUENCIALES, no solo de la obra, sino de toda su dimensión de identidad y del sincretismo cultural del pueblo de Nicaragua y del mundo a quienes deferían darle la atención que se merecen por ejemplo murió hace tres años Don José Esteban Ramos Potoy de 80 años, toda una vida de tradición Folklórica, murió en anonimato, todo un héroe cultural, o de los guardianes que viven en las favelas de la chureca de Diriamba, ni de los músicos con violines viejos y sus cuerdas rotas ni de Don Pablo Gutiérrez que anda de arriba abajo, hambriento, tratando de mantener la comunicación, organización y ensayos de la obra, ni de los que fabrican las autenticas máscaras, ni al personaje principal y su protesta, ni al monumento de toda la obra que espera la primera piedra, nosotros como pueblo y Asociación hacemos lo que podemos y todos los años vamos a los Colegios y Universidades del campo y la ciudad a exponer nuestras charlas a los miles de estudiantes, este año con el apoyo de la Alcaldía Municipal de Diriamba.

El extinto Instituto Pedagógico de Diriamba, gestionado por diriambinos fue y es parte de nuestro orgullo y los miembros de esta Asociación somos ex alumnos del I.P.D, pero estamos claro que para los hermanos cristianos y alumnos elites, el Güegüence les era indiferente, ¿les daban alguna importancia?
Señor Gobernador Tastuanes, mande a que en toda la Manqueza se suspenda toda actividad, vamos a debatir sobre la verdad del Güegüence, ¡que es nuestra verdad! Como dijo nuestro Rubén “el Güegüence habla por su pueblo”, no vamos a discutir con oportunistas que con interés mezquinos y protagonistas están tergiversando la esencia de la identidad del Güegüence, estos le quieren quitar el alma al GUEGUENCE, solo miran al baile, al vehículo, no logran penetrar a la esencia, a la identidad, ni a la dignidad. Le quitan el alma al guerrero.

Protagonista fundamental es Diriamba sin desconocer la existencia de otros protagonistas que consolidan el Patrimonio cultura, es todo un pueblo identificado con su Güegüence, pobres y ricos formando un solo Güegüence.

Nosotros valoramos y apreciamos a todas aquellas personas, grupos o entidades que promuevan al Güegüence con un veraz y objetivo sentido de enseñanza cultural integral…¡Ya viene el cortejo!!!

300 Bachilleres de Leyenda (Los Primeros Bachilleres IPD)

noviembre 14, 2010

Continuando con la zaga de los 300 espartanos comandados por el Rey Leónidas en el paso de las Termophilaes, los valientes guerreros griegos que ofrendaron sus vidas por defender su libertad y su cultura de las hordas bárbaras de Jerjes.

De la misma forma 300 Bachilleres del IPD comandados por los Hermanos Cristianos de La Salle, continuaron haciendo suyo el mismo código de honor y de conducta de los 300 espartanos para enfrentar al mismo enemigo de todos los tiempos, las dictaduras oprobiosas, la ignorancia, el hambre, la mediocridad, el atraso, el ostracismo y todos los males de nuestras sociedades modernas.

En éste video nos propusimos hacer un homenaje a los primeros Bachilleres que ofreció a Nicaragua el Instituto pedagógico de Diriamba, y que despues llegaron a posicionarse dentro de los mejores profesionales, políticos y empresarios progresistas que coadyuvaron a sentar las bases de la Nicaragua progresista de la mitad del siglo XX.

Los Exalumnos que mostramos en este precioso álbum digital y audiovisual corresponden al período comprendido entre el año 1945 hasta 1955.

©Copyright. Lolo Morales Studios 2010
http://institutopedagogicodediriamba….

Banda de Guerra del Instituto Pedagógico de Diriamba (RELOADED)

noviembre 8, 2010

La visión integral de educación secundaria que imprimieron los Hermanos Cristianos de la Salle en la juventud nicaraguense incluía el forjamiento de una férrea disciplina en las vidas de los estudiantes. Actitud que los que hoy vivimos, aplaudimos, agradecemos y nos sentimos orgullosos por esa espartana formación que tuvimos, sin obviar la excelente enseñanza y los conocimientos de superior calidad que los Hermanos Cristianos de La Salle nos transmitieron con abnegación y sacrificio.

Este es un homenaje a esos obstinados Hermanos Cristianos de La Salle y también para esos orgullosos jóvenes espartanos que cómo los 300 guerreros del Rey Leónidas una vez integraron la famosa Banda de Guerra del Instituto Pedagógico de Diriamba por más de 30 años de existencia.

Jamás volverá a existir una majestuosa, varonil y elegante banda de guerra estudiantil como lo fue la del IPD.

El Güegüense y la Sociedad de los 300 en Facebook: donde la realidad superó la ficción

octubre 28, 2010

"Pienso y luego existo" dijo alguien por ahí en la Grecia antigua y cuanta razón tenía...

Por Uriel S. Barreto

Cuando entre a los Cinemas Galerías a ver el estreno de la película  basada en la novela gráfica de Frank Miller “300”, me quede admirado por la técnica utilizada y por el excelente lenguaje cinematográfico con que fue desarrollado el film; sin embargo, jamás me imagine que años después me iba a encontrar en el Facebook un parangón de ese heroico grupo de místicos y valientes guerreros espartanos, congregados como una moderna sociedad de ex alumnos lasallistas que en clave de humor y con una nostalgia auténtica rescatan de la memoria histórica los momentos vividos en las aulas del Instituto Pedagógico La Salle de Diriamba. Y entonces me asaltó la risa al recordar aquel fraseo adjudicado a unos personajes de mi pueblo natal Jinotepe que decía más o menos así: “Cochero, cochero… detén la marcha de tu jamelgo y hacedme el computo pues he de saber por cuanto me trasladarías a la sede de los ínclitos hermanos preceptores venidos de allende los mares”.  Esta vez el viaje ha sido corto y la paga ninguna, mientras voy navegando por el Facebook observando cómo impactó la insigne labor magisterial de los hermanos de La Salle a muchos, dejando una marca indeleble, generación tras generación. Prueba de ello hoy es la numerosa congregación de los 300, entre los cuales se cuentan muchos  pro hombres que en la actualidad dirigen los destinos de esta nación desde diversas posiciones de poder en todos los ámbitos de la sociedad nicaragüense.

En el seno de los actuales “300” de Facebook, digamos que hasta Frank Miller ha encontrado su parangón en la figura y obra de Lolo Morales, personaje del ámbito publicitario, quien con un inmenso pragmatismo se convirtió en un prospero fabricante de muebles sin dejar de ser publicista, nomas que ahora al servicio de su propio mercadeo. Lolo ha recreado con un habilidoso trabajo de Photo Shop a muchos de los personajes originales de la novela – película cambiándoles el rostro por el de muchos de los ex bachilleres y en un espíritu incluyente ha reclutado a las ex alumnas de la Inmaculada y del Divino Pastor de Diriamba, haciéndolas miembros de pleno derecho de los “300”. Este grupo ha sido la génesis de un asunto que nos trasciende como individuos y como grupo porque interesa a toda la nación y es en verdad, la razón auténtica de este articulo.

En sus 82 años de vida, el Profesor Juan Carlos Muñoz cultivo una pasión por encima de  todas las motivaciones que pudieron haber en su existencia; entre las que destaca su magisterio en las aulas del IPD, lugar donde se agenció el cariño y el respeto de los actuales “300”; cariño y respeto que fue ampliándose a todos los estratos de la sociedad diriambina y que en su momento cumbre llego hasta la misma Presidencia de la República y al seno de la Asamblea Nacional y por ende, a la de todos sus connacionales. La pasión del Profesor Muñoz y el objeto de toda su vida académica y científica fue el rescate de El Güegüense; un acierto que posibilitó que la UNESCO proclamara esta magnífica obra de nuestro folclor nacional como un Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

La vida se le terminó al Profesor y a su partida nos dejo una legítima heredera de su trabajo alrededor de El Güegüense y de esto trata, precisamente, el escrito que me sirve de inspiración y fuente de información para redactar este articulo: “TODA LA VERDAD SOBRE EL GUEGUENSE”, un valiente ensayo documental de la autoría de Lolo Morales quien para redactarlo ha contado con la colaboración de la familia del finado profesor; un trabajo amplio que está sustentado en las más diversas fuentes bibliográficas; conjunto de referencias que le dan seriedad y autoridad al abordaje que hace Lolo del tema. La polémica gira pues en torno a la legitimidad de la heredera Señorita Maricela Gutiérrez Muñoz como Mayordoma del Baile del Güegüense versus las acciones autocráticas del Cura Parroquial de Diriamba Reverendo Padre Gustavo Zúñiga, quien ha defenestrado a la joven Gutiérrez para colocar en su lugar a una dama de la alta sociedad caraceña: Doña Luvy Rappacciolli Navas.

Lolo hace una serie de preguntas en su ensayo que me gustaría tratar de responder en cierto modo, de manera intuitiva y hasta especulativamente si se quiere con una sola respuesta: La verdadera razón o razón aparente de todo este teje y maneje sobre quien es la persona idónea para continuar el legado del Profesor Jarquín, no es otra más que el dinero. Así mismo y lo voy a escribir en mayúsculas DINERO: quien lo gestiona, quien lo administra, quien lo reparte, comparte y sabe Dios que hace con la mayor parte. Y esto es así de cierto que la razón esgrimida por el Sacerdote para otorgar los poderes de una mayordomía vitalicia a la Sra. Rappacciolli es la de su elevada posición social que le permite tener los contactos y agenciarse de esta manera “un flujo de cooperación económica” bajo el supuesto de ser una mujer bien relacionada; léase bien, no es por su sapiencia, ni por sus calidades de tradicionalista, ni por el entrenamiento recibido del Profesor Muñoz, ni por su dedicación a la conservación de la tradición. Está claro que el dinero es lo más importante para el Cura Párroco, y es por eso mismo que debemos exigirle que rinda cuentas del uso de los fondos y permita que estos sean auditados sin dejar a un lado un acucioso monitoreo sobre la calidad del trabajo del mayordomo y del grupo que actualmente baila la comedia.

La realidad y los hechos nos han confirmado, como bien dice Lolo en su escrito, que lo que se ha presentado al público como Güegüense durante las festividades de San Sebastián ha sido: un baile que armó improvisadamente la Sra. Rappacciolli,  cuyo espectáculo que ofrecido fuera en las fiestas bajo su mayordomía espuria, resulto totalmente decadente por evidenciarse en el mismo una total falta de conocimiento en la forma, estilo e idioma, diálogos, música y danza del baile original”. Al arrebatarle la dirección de los bailantes a la Señorita Marisela Gutiérrez Muñoz, no solo han roto el cordón umbilical con lo mas autentico y tradicional del mismo, pero además han violentado la pureza de una obra que, precisamente por poseer esta cualidad, alcanzó la distinción que le ha otorgado la UNESCO. Cualquiera que sean las medidas que se tomen, la alarma no debe cesar hasta ver restablecido los derechos de la legítima heredera del legado del Profesor Muñoz. No es posible que los nicaragüenses permitamos se coloque en una situación de riesgo la conservación de este Patrimonio Cultural, cuando el mundo entero nos observa desde la óptica misma de la UNESCO.

Yo invito a todos a que visiten el sitio web de Lolo, donde  podrán encontrar íntegro el ensayo a que hago referencia y que vayamos con ojo crítico este próximo enero a las festividades de San Sebastián en Diriamba para ver “in situ” las anomalías que denuncia el autor en su ensayo. El Güegüense debe volver a donde nunca debió haber sido trasladado, es decir, al seno de los herederos del Profesor Juan Carlos Muñoz, en la persona de su sobrina nieta la Señorita Marisela Gutiérrez Muñoz. El Padre Gustavo debe ser sabio en este proceso de restitución y proceder como corresponde, pues de lo contrario estará violentando la tradición y exponiéndose a la crítica de la feligresía diriambina, al llamado de atención de la jerarquía eclesial, al repudio de los nicaragüenses que apreciamos y le damos valor a El Güegüense, a sus legítimos conservadores, a las autoridades nacionales de cultura, a la alcaldía de Diriamba y a la mismísima UNESCO cuyos funcionarios deben sentirse defraudados ante esta situación inexplicable.

Uriel S. Barreto

Nota: Este es un articulo enviado a El Nuevo Diario, a la página de opinión en relación con el trabajo publicado en el Blog del IPD por Lolo Morales, para mayor información visitar la siguiente dirección:  https://institutopedagogicodediriamba.wordpress.com/2010/10/23/toda-la-verdad-sobre-el-gueguense-en-referencia-al-reconocimiento-otorgado-por-la-unesco-en-el-ano-2004/

Fuente No. 2:

Este artículo fue publicado por el Nuevo Diario el dia 29 de Octubre de 2010:
http://www.elnuevodiario.com.ni/opinion/86718

Toda la Verdad sobre el Güegüense

octubre 23, 2010


Por Lolo Morales – Managua, 22 de Octubre de 2010

Toda la Verdad sobre el Güegüense

En referencia al reconocimiento otorgado por la UNESCO en el año 2005


I. Introducción

Desde muy joven el ilustre Profesor diriambino don Juan Carlos Muñoz Pérez (1924 – 2006) se dedicó a la investigación sobre los orígenes de las tradiciones de su pueblo natal, la ciudad de Diriamba situada en la meseta del departamento de Carazo, Nicaragua.

Uno de sus mayores logros fue dedicarse con la perseverancia de los santos a la preservación de una de las expresiones artísticas más antiguas de nuestro pueblo indígena desde los tiempos de la colonia española: El Güegüense.

A partir de1945 se despertó su pasión como observador de los bailes – una expresión artística cultural del pueblo durante las fiestas patronales en honor a San Sebastián- su interés se centró en la recreación del Güegüense ó Macho Ratón. Su acuciosidad lo llevo más allá de lo superficialmente apreciado y con espíritu investigativo enfocó su atención en los detalles particulares de cada baile, convirtiendose con el tiempo en un especialista sobre el Güegüense ó Macho Ratón, el cual se trocó en la pasión de su vida y el máximo objeto de estudio de todo su quehacer académico y cientifico.

Esta fijación en El Güegüense fue una motivación extensa que permeó la vida del Profesor Muñoz, la cual daría frutos con el tiempo, sobre todo en el sentido de llevar a nuevos niveles de apreciación la obra y a una atención jamás antes dada a la expresión artistica cultural signada en este baile. Su trabajo permitió que muchos académicos empezaran a ver con otros ojos la representación de la obra.

Después del terremoto de Managua en 1972, el baile entró en decadencia, el diálogo en lengua Nahualt se fue perdiendo progresivamente y la comparsa fue quedando reducida a unos cuantos integrantes hasta su desaparición completa en 1986. Con el firme propósito de rescatar la obra el Profesor Muñoz conformó en Diriamba un comité del cual ocupó el cargo de Secretario. No obstante, este esfuerzo de rescate fue efímero, pues un año después el baile ya había desaparecido por completo por razones de orden económico. Al profesor Muñoz le preocupó en demasía la ausencia del baile. El 4 de de febrero del 2004 tomó posesión de la mayordomía del Güegüense, no con el interés de crear un nuevo baile sino rescatar la obra tradicional, lo que en los años 2005 y 2006 logró con la ayuda de personas interesadas en que esta obra de carácter popular y tradicional no solo se mantuviera sino que fuera elevada al rango de dignidad mundial que esta merecía. El Güegüense había llegado a ser lo que verdaderamente tenía que ser.

Ya anciano y enfermo a sus 81 años de edad el 11 de Noviembre del año 2005 pudo ver realizado su sueño más grande e importante que llenaría de gloria a su ciudad, al país y al mundo entero al ser reconocida por la UNESCO como una Obra Cultural Intangible de la Humanidad, la Comedia Bailete Popular El Güegüense.

II. Reseña histórica del origen del Güegüense

El Güegüense en sí es una expresión virulenta de protesta contra el colonialismo, es un drama satírico callejero y popular conocido en todo el país. Está representado durante la fiesta de San Sebastián, santo patrono de la ciudad de Diriamba, en el Departamento de Carazo. En el siglo XVII, en las calles de una pequeña ciudad colonial nicaragüense gobernada por autoridades españolas y habitada por indígenas y mestizos, comenzó a interpretarse esta comedia bailete de gran valor cultural que expresa un rechazo a la dominación hispana de manera burlesca, ingeniosa y creativa.

El Güegüense es en esencia una síntesis de las culturas indígena y española, donde se mezcla el teatro, la danza y la música. Se le considera como una de las formas de expresión hispanoamericanas más notables desde el tiempo colonial. Los primeros textos fueron compuestos, probablemente, a principios del siglo XVIII.

La historia gira en torno al encuentro entre las autoridades coloniales españolas y los nativos americanos, representados particularmente por un personaje central, el Güegüense, una figura venerable y respetada en la Nicaragua prehispánica. Este se defiende de las acusaciones lanzadas contra él por las autoridades coloniales gracias a una serie de estratagemas verbales.

En lugar de enfrentarse directamente o desafiar a la autoridad, él procura mostrarse siempre cooperativo y conciliador, mientras recurre a artimañas para socavar la autoridad española. Entremezclados en las procesiones de la calle, los espectáculos son representados generalmente por ocho personajes principales acompañados de bailarines y de un conjunto de violines, guitarras y tambores. Los trajes, las máscaras de madera, los sombreros y otros atributos distinguen a los diferentes personajes. La tradición resulta familiar para la mayoría de la población hispanohablante de Nicaragua, debido a que la televisión nacional da una amplia cobertura a la procesión anual de San Sebastián.

El personaje es tan popular que los nicaragüenses han acuñado la expresión: “poner cara de Güegüense” para referirse a alguien que aparenta someterse a la autoridad, mientras trabaja sutilmente para socavarla.

A pesar de su popularidad, el Güegüense corre el riesgo de decaer, e incluso de desaparecer, debido a la difícil situación económica del país, a la escasa ayuda a los actores y la falta de interés de los jóvenes nicaragüenses.

Con el tiempo la obra pasó a ser un símbolo de identidad para el pueblo de Nicaragua por su carácter de protesta, y tres siglos después de su origen en el mes de Noviembre de 2005 llegó a ser declarada “Patrimonio Vivo, Oral e Intangible de la Humanidad” por la UNESCO.

Esa histórica obra de autor anónimo es “El Güegüense o Macho Ratón”, primera pieza literaria nicaragüense, perteneciente al teatro náhuatl.

III. Preservación y Rescate del Güegüense por el Profesor Juan Carlos Muñoz

Ante el peligro que corría la desaparición de esta importante obra cultural eminentemente autóctona indígena y popular, el Profesor don Juan Carlos Muñoz quien había dedicado la mayor parte de su vida a la preservación del Güegüense comenzó a cabildear ante las más altas autoridades de la UNESCO la proclamación y distinción más alta que se le puede dar a nivel global a una obra de la envergadura e importancia como la del Güegüense.

Ante la insistencia y perseverancia del Profesor Muñoz, fue durante el mes de Enero de 2003, en que un grupo de personalidades culturales de nivel mundial visitó la fresca ciudad de Diriamba, aprovechando los bailes en honor a las festividades del santo patrono de la ciudad se dedicaron a hacer una valoración in situ sobre el bailete popular del Güegüense, para después decidir si ameritaba darle el reconocimiento de la UNESCO como un Patrimonio Vivo, Oral e Intangible de la Humanidad.

Era la mañana del 19 de Enero del año 2003 en el comedor parroquial de la curia se realizó una función privada donde estuvieron presentes una comitiva encabezada la Sra. Arward Esber representante de la UNESCO y de la Casas de Las Culturas del Mundo, una institución francesa que invita a los artistas del mundo para que se den a conocer en Europa. Esber había venido a Nicaragua para observar al Macho Ratón (personaje del Güegüense) en su contexto autentico y redactar un informe sobre la conveniencia para llevar la obra a L ̓Imaginaire que se celebra anualmente en París. Sentada en su silla la francesa escuchaba a don Juan Carlos Muñoz que le decía que él había usado los manuscritos originales de los etnólogos norteamericanos Daniel G. Brinton y Walter L’Lehmann’s, de la lengua indígena Náhuatl al idioma español recopilados luego por Jorge Eduardo Arellano y en el que se funden los dos originales en lengua Nahualt de mayor antigüedad que se conocen.

Los representantes de la UNESCO se fueron de vuelta a sus países asombrados por los hechos al ver bailar dialogando en lengua Nahualt a los bailantes y para dar su veredicto final ante el Comité de evaluación de la Obra en la sede Central de la UNESCO en París.

El día 11 de Noviembre de 2005 el Güegüense fue declarado oficialmente por la UNESCO como “Patrimonio Vivo, Oral e Intangible de la Humanidad” gracias a la persistente labor del distinguido profesor don Juan Carlos Muñoz.

Como consecuencia de semejante logro cultural para orgullo de Nicaragua y de la Humanidad, durante los años entre 2004 y 2006, las más altas autoridades del país tanto a nivel nacional como local, rindieron homenaje a don Juan Carlos Muñoz Pérez, otorgándole las más altas condecoraciones y reconocimientos.

En el mes de Octubre de 2004, en ocasión de las celebraciones del 110 aniversario de la ciudad de Diriamba, la Alcaldía de Diriamba resuelve honrarlo como “Hijo Dilecto de Diriamba”, y el Comité Pro Desarrollo de Diriamba le otorga un reconocimiento a su gran labor cultural.

El 28 enero de 2007 se presenta oficialmente por primera vez en la tarima del Instituto Nacional de Cultura (INC) el baile del Güegüense es presentado por Marisela Gutiérrez Muñoz en su carácter oficial de Mayordoma de las fiestas patronales de San Sebastián y representante del baile el Güegüense.

En el mes de febrero de 2006 el Presidente de la Republica Ing. Enrique Bolaños Geyer, con la Orden Nacional de “Gran Educador”. La Asamblea Nacional le rindió un solemne Homenaje otorgándole una senda placa de reconocimiento.

En el mes de Enero del 2006 la Curia de la Iglesia Católica lo reconoce y lo nombra oficialmente como el “Mayordomo” del Güegüense por sus dones de preservador de las tradiciones culturales del pueblo. Y hay fiesta y reconocimiento de parte de la sociedad nicaragüense sin distingos de clases sociales, políticas ni religiosas en todo el país.

IV. La heredad de Don Juan Carlos Muñoz y la lucha por quiénes se quedarán con la Mayordomía de las fiestas y el Baile del Güegüense

El 11 de Abril de 2006 falleció el Profesor don Juan Carlos Muñoz Pérez a la edad de 82 años. Reconociendo que la muerte es irreversible, el profesor Muñoz había venido entrenando desde muy tierna edad a su nieta la Srta. Maricela Gutiérrez Muñoz como su heredera oficial de todo su trabajo cultural e intelectual a fin de mantener la tradición auténtica y original del baile el Güegüense, evitando se perdiera y pudiera continuar en el tiempo. Maricela heredó de su notable abuelo los derechos de autor de las obras del Prof. Muñoz, entre ellas todos los manuscritos idiomáticos en Nahualt e investigación del baile Güegüense y la inédita obra de carácter histórico “Diriamba Estampas y Leyendas”.

V. Surgen las luchas por los derechos de la mayordomía de las fiestas y del baile del Güegüense.

i. Nace una sociedad llamada “Asociación Cultural el Güegüense”

Al fallecer don Juan Carlos, el ambiente cultural de Diriamba aparenta sumirse en un vacío de liderazgo respecto al tradicional y galardonado bailete del Güegüense, entonces se formó una sociedad jurídica integrada por un grupo de ciudadanos de Diriamba compuesta por el cura párroco de Diriamba Pbro. Gustavo Zúñiga en su carácter de Presidente, don Marvin Alemán en su carácter de Vice-Presidente, y la Sra. Luvy Rappacioli Navas como Tesorera de la naciente sociedad, bajo la premisa de que al haber muerto su gran preservador Juan Carlos Muñoz había que rescatar la obra de manos de gente desautorizada para encabezar tan magna labor cultural. La gran ironía es que pretendían rescatar algo que ya había sido rescatado y elevado a Patrimonio de la Humanidad, en un absurdo intento de reinventar la rueda o demostrar que el agua es tibia si se calienta.

La precoz sociedad fue como una llamarada de tuza, efímera; pues no llegó a funcionar y se diluyó por desacuerdos entre los mismos miembros llegando hasta ahí los oscuros propósitos oportunistas de este grupúsculo que – una vez muerto el Profesor Muñoz – pretendió dominar la situación para apoderarse de un trabajo de investigación cultural de años. Y esto es fácil de entender, cuando nos hacemos la siguiente pregunta: ¿Por qué esos ciudadanos no hicieron ese tipo de sociedad para rescatar al Güegüense del olvido décadas antes a como lo hizo el profesor Muñoz? La respuesta es que antes de ser Patrimonio de la Humanidad el baile no valía un peso, mientras que ahora estas personas, creyeron que el dinero de la UNESCO venía a Diriamba en cantidades navegables y como ellos creyeron ser los únicos cultos y autorizados del pueblo se quisieron arrogar y apoderar de un baile eminentemente indígena y popular el cual solo ellos eran los únicos capacitados para administrarlo, sostenerlo y preservarlo.

ii. Mas de los mismo, de nuevo aparece la curia y ciudadanos deseosos de apoderarse del baile

Ese mismo año de 2006, no bastando el fallido intento jurídico para apoderarse de los derechos heredados por tradición de décadas a la Srta. Maricela Gutiérrez por su abuelo el Prof. Juan Carlos Muñoz; el cura párroco de Diriamba, Pbro. Gustavo Zúñiga, mandó a llamar a Maricela a una reunión privada, a solas con él, donde le expresó tajantemente que por su juventud, inexperiencia, su falta de conocimiento cultural en el baile del Güegüense y sobre todo por no tener suficientes contactos sociales, ella ya no podría ella seguir fungiendo como Mayordomo y que por lo tanto la suspendía de su cargo en ese mismo momento, una distinción más que un cargo, que por derecho ancestral, patrimonial y de heredad familiar le pertenecía.

Como resultado, en el lugar de Maricela Gutiérrez Muñoz, el cura Gustavo Zúñiga sin consultarle a nadie; nombró dedocráticamente a la Sra. Luvy Rappacioli Navas como la nueva Mayordoma del baile y de las fiestas patronales, argumentando que ella era la indicada para ejercer el cargo de Mayordoma vitalicia – ya ha sido reelecta por dos periodos de 3 años cada uno – de la Fiestas patronales de San Sebastián y la Regente Oficial del Baile del Güegüense, debido a su altos estudios de arte en afamadas universidades y a su alta posición socioeconómica lo que la suponía estar en situación de poner sus múltiples “contactos” al servicio de la mayordomía.

Según el cura Zúñiga, la Sra. Rappacioli sería más eficiente gestionando fondos y ayudas en el ámbito cultural y empresarial del país, por el supuesto mayor alcance de sus influencias.

El Cabildo Real del pueblo, o los llamados priostes o tambores, se reúnen en cabildos o asambleas populares al estilo indígena ancestral y ellos son los que eligen a su Mayordomo o dueño de Baile, una especie de cacicazgo que gobierna las fiestas año con año. Este gobierno indígena ancestral y popular es quien le había dado todos los derechos a la heredera del Profesor Muñoz, y por lo tanto hasta la fecha apoyan a Maricela.

iii. Surgen dos bailes, uno oficialista clerical y otro popular tradicionalista

Ante esta situación de usurpación e irrespeto al legado del Profesor Muñoz, la indignación y el repudio popular no se hizo esperar sumándose la población ofendida en apoyo al grupo de bailantes tradicionalistas del original Güegüense presidido por la Srta. Gutiérrez, sumándose además el resto de bailes tradicionales afines que siempre acompañan al clásico y recién galardonado Güegüense, que son el Gigante, el Toro Guaco, El Viejo y la Vieja, Los Diablos, las Inditas, entre otros bailes populares autóctonos de Diriamba.

Parodiando a Darío, en un solo haz ecuménico, todos los bailes le dieron el total respaldo a la nieta del profesor Juan Carlos Muñoz, repudiando e ignorando un baile que armó improvisadamente la Sra. Rappacioli, cuyo espectáculo que ofrecido fuera en las fiestas bajo su mayordomía espuria, resultó totalmente decadente por evidenciarse en el mismo una total falta de conocimiento en la forma, estilo e idioma, diálogos, música y danza del baile original.

Luego vinieron a encontrase los dos bailes durante las procesiones en honor al santo, uno, el baile oficialista clerical impuesto dedocráticamente por la curia diriambina representado por la nueva Mayordoma de las fiestas y Representante del baile, la Sra. Rappaccioli y el otro, el baile tradicional, indígena, popular y autóctono representado por la Srta. Gutiérrez Muñoz; notándose en el primer grupo de bailantes su falta de dominio en todos los aspectos del baile, y mostrando el segundo grupo la maestría de quienes por generaciones preservaron el arte de uno de los bailes indígenas más antiguos del continente americano.

Los escándalos no se hicieron esperar; la Sra. Rappacioli al verse descubierta en su falta de ética y profesionalismo en los asuntos intrínsecos del manejo artístico del baile y al no quedarle más recursos que el insulto y la ofensa, cada vez que se dio la ocasión se dedicó a provocar pleitos y escándalos saturados de insultos en contra de los bailantes tradicionalistas y su lideresa la Srta. Gutiérrez, según relatos de fuentes consultadas.

La señora Rappacioli logró captar algunos de los bailantes tradicionalistas del grupo de Gutiérrez, aunque con muy malos resultados, ya que aquellos desertores demostraron no poseer el legado completo del auténtico y original baile que guarda y preserva por herencia directa de su abuelo hasta el día de hoy Marisela Gutiérrez Muñoz, legítima guardiana de la comedia bailete popular indígena el Güegüense.

VI. El Güegüense nuevamente se encuentra en peligro de perderse

A partir del mes de Enero del presente año 2010, como consecuencia directa de la falta de apoyo económico de parte de las autoridades locales y nacionales, el baile tradicional y autóctono del Güegüense, ese mismo baile que originalmente fue preservado, rescatado y elevado a la más alta dignidad mundial por ser ahora “Patrimonio Vivo, Oral e Intangible de la Humanidad” dejó de salir a las calles, quedando nuevamente expuesto a la deformación, al olvido y a la total desaparición con lo que corremos el riesgo de ver desaparecer uno de los bailes más antiguos y puros en lengua Nahualt que se conservan desde hace más de dos siglos, momento en que Nicaragua vivía el apogeo y esplendor de la conquista por la corona española.

Una serie de interrogantes surgen que no podemos dejar reposando en el tintero y que es preciso compartir con todos los nicaragüenses que le dan valor a lo auténtico, a lo cultural y a la nacionalidad ante todo: ¿Qué fue lo que en verdad, motivó a la curia diriambina a cederle la Mayordomía a la Sra. Rappacioli? ¿Por qué ya no sale más a las calles éste Güegüense original que logró ser estudiado, preservado y rescatado durante más de 6 décadas por el Profesor Juan Carlos Muñoz Pérez hasta ser finalmente nominado por la UNESCO como Patrimonio Vivo, Oral e Intangible de la Humanidad? ¿Porque la UNESCO no se pronuncia y más bien continúa protegiendo – léase aportando fondos – de manera que pueda sostenerse un baile que suplantó al auténtico y original baile, o sea, a un baile espurio armado provisionalmente que no guarda ni conserva la pureza del auténtico baile que la misma UNESCO valoró?¿Estamos acaso presenciando y viviendo un nuevo atropello contra los derechos que tienen los pueblos para expresarse culturalmente en su forma original y en plena libertad en medio siglo XXI? ¿Será que ya no podremos presenciar más el tradicional baile que logró convencer a los representantes de la Unión Europea y a la UNESCO en el año de 2003? ¿Se perderá el trabajo y el esfuerzo de toda la vida del Profesor Muñoz, consagrada a la preservación y el rescate del Güegüense?¿Será que la verdadera esencia de la rebeldía indomable del Güegüense ya dejó de ser una realidad y se convirtió en un mito, ya que después de haberse rebelado del avasallante sometimiento de la corona española, en este tiempo presente ya no pueda liberarse del sometimiento denigrante de una religión que les controla su forma de gobierno, sus vidas, haciendas y formas culturales de expresarse en completa libertad?

Dejo estas preguntas para que sea la opinión pública y el pueblo de Nicaragua quien juzgue y se pronuncie a fin de que se continúe con la tradición del Güegüense en su versión auténtica y original, en lengua náhuatl con los atavíos y máscaras que corresponden y con todos los demás elementos del sincretismo cultural, fiel reflejo de la realidad colonial de nuestro país y del espíritu rebelde de nuestro indígena que supo enfrentar la situación de dominación utilizando el humor y la ironía en ello.

Quede pues constancia que de no haber un movimiento de apoyo a la MAYORDOMIA de la heredera del Profesor Muñoz, estamos contribuyendo a que se degenere la tradición y el Güegüense sea denigrado y manoseado por gentes incultas y oportunistas que no ven el valor y trascendencia de esta obra y pretenden apropiarse de ella movida por intereses ocultos que nada bueno pueden tener para el propósito fundamental: mantener fidelidad a la tradición.

VII. Cómo se manejan los dineros de la UNESCO

Los países miembros de la Unión Europea agrupados en el capítulo de la UNESCO hacen considerables aportes y donaciones para sostener económicamente y preservar del olvido histórico a aquellas expresiones artísticas de pueblos muy pobres cuyos presupuestos gubernamentales en materia de cultura y educación son muy escasos o inexistentes. Por tanto la UNESCO envía una partida anual en efectivo a los gobiernos que luego perciben sus agencias o ministerios de cultura para que estos a su vez transfieran dichas partidas a las fundaciones u organizaciones encargadas de la administración y sostenimiento de las expresiones culturales en capa país.

En el caso del Güegüense, el Ministerio de Cultura de Nicaragua anualmente reserva de su presupuesto anual y envía una partida dividida en dos tantos, una parte que va a la Alcaldía Municipal de Diriamba y otra a la curia parroquial de Diriamba, quienes a su vez le remiten parte de ese dinero al cura párroco de la basílica y éste la traslada al Mayordomo de las fiestas patronales, para que este administre y sostenga el vestuario, viáticos y salarios de los bailantes del Güegüense oficialista clerical. O sea que el encargado de recibir dinero tiene dos sombreros, uno como Mayordomo o Cofrade Mayor de las fiestas patronales y otro como Representante del Baile de El Güegüense, que son dos cosas muy diferentes.

En la actualidad no existe una Fundación de la Sociedad Civil (ONG) como se estila en la mayoría de los países para que administren de una forma correcta los dineros de la UNESCO, prestándose esta de forma arcaica y poco convencional en la vida democrática, a los malos manejos de los fondos, y a las irregularidades administrativas de toda índole, ya que son pocas manos o comités espurios los que administran los recursos. Esta forma atrasada de administración se presta a que se produzcan en el seno de las sociedades especulaciones y opiniones negativas debido a que éstas no conocen como se invierten los dineros que provienen de los países amigos para sus propias expresiones culturales populares, además que este tipo de administración ya no tiene cabida en nuestra naciente sociedad democrática y participativa.

VIII. Reflexión y conclusión

Son tres los pilares que sostienen y ponen en alto la cultura nicaragüense a nivel mundial; La ruinas de León Viejo, la Isla de Ometepe y el Baile El Güegüense, los tres elevados por la UNESCO al rango de Patrimonio de la Humanidad. Ante tal magnitud de reconocimientos de estos tres íconos que conforman la identidad cultural del nicaragüense nos hacemos la siguiente reflexión y a la vez pregunta:

Si el Güegüense es Patrimonio de la Humanidad, y siendo su origen y su carácter eminentemente callejero, indígena y popular, entonces, ¿Por qué entonces a estas alturas del siglo XXI después de más de 200 años desde la colonia española, un baile tan popular y puro como el Güegüense sigue siendo regentado por una curia autocrática y un comité espurio dictando las directrices de quiénes y cómo deben de gobernarse y funcionar las expresiones culturales de los pueblos?

Dejo esta pregunta formulada para que las mentes más brillantes y cultas de nuestra nación pero sobretodo, la opinión pública y el pueblo culto de Nicaragua sean los que decidan la suerte futura del Güegüense entre otras tantas otras expresiones culturales de nuestros pueblos indohispanos que estén a punto de revelarse como nuevos patrimonios intangibles de la humanidad, de nuestra identidad nacional y de nuestra nación, como factores permanentes de progreso en paz y en democracia.

Fuentes consultadas:

Unesco – El Güegüense, Patrimonio Vivo, Oral e Intangible de la Humanidad

UNESCO- Video http://www.unesco.org/archives/multimedia/keyframe.php?id_film=637&keyframe=gueguence_637.jpg

Juan Bautista Arríen – Representante de la UNESCO en Nicaragua

Juan Carlos Muñoz Amador – Hijo del Profesor Juan Carlos Muñoz

Maricela Gutiérrez Muñoz – Nieta y heredera legítima de la tradición oral y escrita del Prof. Juan Carlos Muñoz

El Nuevo Diario – Semana Cultural El Güegüense 18 de Noviembre de 2008

Revista Millenium –

Jorge Eduardo Arellano – Apuntes de El Güegüense

Pablo Antonio Cuadra – El Nicaragüense

Diario La Prensa – Reportaje especial”El Güegüense. La Hora Cero “, de la revista Cultural Magazine Juan Luis Sierra – magazine@laprensa.com.ni

Alcaldía de Diriamba – Reconocimiento a Juan Carlos Muñoz como Hijo Dilecto de Diriamba

Curia de la Basílica Menor de San Sebastián – Reconocimiento como regente del baile el Güegüense y Mayordomo de las fiesta patronales de San Sebastián

Asamblea Nacional de Nicaragua – Diploma de Reconocimiento

Presidente de la República- Medalla al “Gran Educador”

Comité Pro Desarrollo de Diriamba

Bailantes del Baile Original del Güegüense – ciudad de Diriamba.

Miembros del Cabildo Real de Diriamba – Priostes, tamborileros y bailantes del Güegüense callejero, indígena y popular.

Less W. Field – The Grimace of Macho Ratón

Arward Esber – Representante de la UNESCO y de la Casas de Las Culturas del Mundo

Daniel G. Brinton – El tiempo del hilo azul

Walter L’Lehmann’s – Manuscritos antiguos en idioma Nahualt traducidos al idioma español

Jorge Eduardo Arellano – Analista y crítico cultural nicaragüense

Pablo Antonio Cuadra – El Nicaragüense

Recortes de periódicos varias épocas, revistas videos de internet, archivos de la familia Muñoz Amador, fotografías recolectadas en la ciudad de Diriamba

Ronald Abud Vivas – Ballet Folklórico Nicaragüense

Fernando Baltodano – Ex alcalde de Diriamba

Marvin Alemán – Ex directivo de la “Asociación Cultural El Güegüense”

Dr. Miguel Nuñez – Notable de Diriamba

Joaquín Velásquez – Integrante del Comité de las Fiestas Patronales de Diriamba

Lesbia Saravia – Notable Educadora de Diriamba

Pedro Aburto – Decano de la decano de la universidad Autónoma de Nicaragüa sección Jinotepe (CURC-CARAZO)

Luis Morales – Ministro de Cultura de Nicaragua

Para bajar el documento completo con imágenes en formato PDF, haga clic sobre este texto iluminado o en el icono que aparece abajo